Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mitos alimentarios: ¿Cuáles son verdad y cuáles no?

Bolsamanía Bolsamanía 03/11/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Se dice que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad. Algo parecido sucede con los alimentos y la multitud de mitos que les rodean. Hay multitud de creencias populares que hemos asumido como verdades, también como falsos, y que actualmente forman parte de las rutinas alimentarias de millones de personas.El Mundo recoge 10 bulos alimentarios que tenemos en mente como verdaderos y tres que sí son ciertos.MITOS FALSOS1. El zumo de naranja pierde las vitaminas si no lo bebemos rápido: Beber zumo de naranja recién exprimido es uno de los mejores desayunos, pero siempre se tenía la idea de tener que tomarlo nada más prepararlo por miedo a que se oxidasen las vitaminas de la naranja. Según M. José Ibáñez, miembro del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas y Presidenta del Colegio de D-N del País Vasco, estamos ante "uno de los mitos más extendidos de la alimentación, sin base científica alguna".Si reconoce que si no se conserva adecuadamente puede perder algunas de las propiedades, pero "si conservamos el zumo tapado en la nevera, las vitaminas se mantienen durante 12 horas aproximadamente"2. La sacarina es veneno: Descubierto en 1879 como sustituto del azúcar y recomendado por médicos se ha creído que este edulcorante sintético estaba vinculado con la diabetes o el cáncer. El doctor consultado por El Mundo afirma que "hoy en día está descartada su relación con estas enfermedades y su consumo dentro de las cantidades recomendadas no supone ningún riesgo".3. Beber agua en la comida engorda: Se muestra tajante al afirmar que "en absoluto" ingerir agua durante las comidas hace que se engorde más. El agua es uno de los elementos esenciales para los seres humanos y nunca aporta calorías. El nutricionista recomienda además beber agua antes y después a aquellas personas que sean nerviosas ya que "aumenta la sensación de saciedad y ayuda a controlar la ingesta".4. El huevo ¿amigo o enemigo?: Durante mucho tiempo el consumo del huevo ha sido desaconsejado por médicos, llegando incluso a plantearse su prohibición. Esta idea ha desaparecido del pensamiento global y, aunque contiene altos niveles de colesterol, se ha demostrado que su consumo no eleva el riesgo de enfermedades cardiovasculares: "Hoy en día está demostrado que el gran factor que hace aumentar el colesterol es la grasa saturada".5. La fruta después de la comida, culpable de unos kilos de más: Los alimentos tienen siempre las mismas calorías, independientemente de la hora o el momento en el que se tomen", explica la nutricionista Ibáñez. "En personas con mucha ansiedad, comer fruta y beber agua al inicio de la comida puede ser una estrategia para controlar la ingesta de otro tipo de alimentos más calóricos". Ibáñez rompe así el mito de que el azúcar de la fruta se fermenta en el estómago hasta convertirse en grasa.6. Beber una copa de vino tinto durante cada comida adelgaza: En 2012 un estudio de la Universidad de Purdue afirmaba que un compuesto del vino tinto ayudaba a adelgazar. Según el criterio de Ibañez "el vino contiene alcohol, que aporta 7 kcal/gr. Una copa de tinto de unos 100ml nos aporta unas 100 kcal, sin ningún otro nutriente de interés. Lamentablemente, el alcohol no 'disuelve' la grasa corporal".7. Si estás a dieta, pásate a los refrescos 'light': Los refrescos light se han vendido durante años como la versión sin azúcar, al sustituirlo por edulcorantes. Pero según los últimos estudios, el cuerpo cuando recibe este sabor acaba respondiendo como si de un refresco con azúcar se tratase, ya que pone en marcha los mismo mecanismos. El consejo de Ibañez para combatir la sed es claro y sencillo: agua.8. El aceite de girasol, un peligro para la salud: La pugna entre si es mejor el aceite de oliva o el de girasol lleva siendo un tema de debate entre expertos, pero según Ibañez "la diferencia entre ambos es que el de oliva es rico en grasas monoinsaturadas, mientras que el de girasol es rico en grasas polinsaturadas, todas ellas cardiosaludables", asegura la nutricionista: "La ventaja del de oliva frente al de girasol, a la hora de cocinar, es que resiste mejor la temperatura, se estropea menos y se puede reutilizar más veces".9. El aguacate engorda: El aguacate siempre ha sido incluido entre las frutas que más grasas contienen y aunque sí es cierto, cuenta con grasas monoinsaturadas, que movilizan al organismo. "Se trata de grasas que protegen el sistema cardiovascular. El aguacate es un alimento muy recomendado para la mayoría de la población, incluidas las personas que quieran perder peso".10. El alcohol blanco tiene menos calorías: Siempre se ha hablado de qué tipos alcohol engorda más y cual menos. Se creía que las bebidas blancas eran las menos calóricas, pero según dice en dietista consultado por El Mundo "todo el alcohol aporta las mismas calorías".MITOS VERDADEROS1. Las calorías sanas de los frutos secos: 2. El azúcar, ese gran enemigo de la vida sana:3. El pan ¿engorda?:

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon