Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Momento para actualizar la cartera: dos valores para comprar, dos valores para vender

Bolsamanía Bolsamanía 04/03/2016 María Díaz

Sexta jornada consecutiva de alzas para el Ibex 35 este jueves que se encamina a cerrar una semana en verde en un rebote propicio para poner a punto las carteras. Bankinter ofrece su visión sobre varios valores del Ibex 35 que nos pueden hacer tocar el cielo o mandarnos derechos al infierno. Estos son BME, Ferrovial, Técnicas Reunidas e Indra.

BME, ¿AL RICO DIVIDENDO?

Las cifras del cuarto trimestre de 2015 de BME (comprar; precio objetivo en revisión) muestran para los analistas un debilitamiento acusado, sin duda derivado de la menor contratación como consecuencia de las caídas del Ibex en los últimos tres trimestres de 2015 (+12,1% en el primer trimestre, pero -6,5% en el segundo trimestre, -11,2% en el tercer trimestre y -0,2% en el cuarto trimestre).

© Proporcionado por Bolsamanía

"Esta es una reacción típica y bien conocida (cuando la bolsa cae, la contratación se reduce), de manera que el debilitamiento de las cifras de BME en el el cuarto trimestre no se debe a razones atribuibles a la propia compañía, sino al contexto del mercado", sostiene Bankinter.

El aspecto más positivo, para estos expertos, es probablemente sea la contención de los costes operativos: "Gracias a ella, la cuenta de resultados ofrece un apalancamiento operativo positivo". Los aspectos más positivos de BME, que además consideramos estructurales y no pasajeros, son los siguientes y merecen ser tenidos seriamente en cuenta a su favor:

(i)Se trata de una compañía con un negocio cautivo - en la práctica - y sin deuda, lo cual proporciona unos ingresos fácilmente predecibles y, hasta cierto punto, estables (aunque dependientes del tono de las bolsas, obviamente), además de un balance saneado.

(ii)Elevada rentabilidad por dividendo: 5,3% considerando el cierre de ayer y el DPA’15 (1,52 euros; +16,4%).

FERROVIAL: SIN TRÁFICO EN HEATHROW Y ETR 47 NO HAY GLORIA

Bankinter señala que los resultados de Ferrovial (comprar; precio objetivo: 24,6 euros) son levemente inferiores a las expectativas del mercado, con desaceleración en ingresos y EBITDA. La deuda neta del grupo se sitúa en 4.542 millones de euros (equivalente a 4,4x EBITDA), lo que supone una reducción de -27% con respecto a diciembre debido a la desconsolidación de Ocaña-La Roda y a la venta de Chicago Skyway. Por último, la compañía ha anunciado un plan de recompra de acciones por un importe máximo de 275 millones de euros y un aumento de +2,4% en el dividendo hasta 0,719 euros por acción, equivalente a un dividend yield de 3,9%.

"El incremento del tráfico muestra una cierta desaceleración tanto en ETR 407 (+3,3% frente a +3,4% al cierre de septiembre 2015) como en Heathrow (+2,2% frente a +2,3%) y el incremento del EBITDA se ralentiza (+4% frente a +16% al cierre de los nueve primeros meses de 2015), lo que puede impedir que la cotización repunte de forma significativa".

TÉCNICAS REUNIDAS, UNA CLARA VENTA

Bankinter (vender, precio objetivo: en revisión) considera que sus resultados del cuarto trimestre de 2015 fueron débiles, aunque en línea con lo adelantado a mediados de febrero. "La fuerte caída en el nivel de EBITDA, EBIT y tesorería se debe a unos sobrecostes muy elevados en el desarrollo en un proyecto en Alberta, Canadá, algo que ya anunciaron el pasado 15 de febrero", insisten estos expertos. De cara a 2016 la compañía proporciona el siguiente guidance: ventas en el rango 4.300 millones de euros/4.600 millones de euros, margen EBIT en torno a 4% y mantienen política de retribución al accionista (DVD yield aproximadamente 2,6%).

¿Qué hacer entonces con ella? Desde Bankinter mantienen su recomendación en vender por los siguientes argumentos:

(i) No consigue recuperar los niveles de tesorería, algo que previsiblemente no ocurrirá hasta finales de 2016 o incluso 2017. Al tener un reducido nivel tanto de activos como de equity, su principal activo es la caja, por lo que una reducción de la misma les afecta directamente.

(ii) Fuerte caída de márgenes, tanto EBIT como EBITDA y escasa visibilidad acerca de cuándo los recuperará. Esto podría estar indicando que estaría priorizando captar clientes en detrimento de su rentabilidad.

(iii) Fuerte impacto por la caída en el precio del petróleo, puesto que las petroleras reducen su inversión en compañías de infraestructuras de petróleo.

(iv) Focalizan su esfuerzo de contratación futura en Oriente Medio y de hecho elevan el porcentaje de su cartera hasta el 63% desde el 23% en 2014.

Esto les parece un riesgo nada despreciable considerando el impacto en los ingresos fiscales de Arabia Saudí de la caída en el precio del petróleo (aproximadamente 80% de los ingresos fiscales). En este contexto de impacto negativo por la caída del precio del petróleo, la reducción de márgenes, la fuerte caída de beneficio y la reducción del nivel de tesorería, mantenemos recomendación en vender. En sentido contrario y positivo, cualquier mejora en márgenes o condiciones de contratos, por pequeñas que éstas fueran, permitirían, en un contexto de ciclo/negocio favorable, un aumento de los beneficios proporcionalmente superior.

¿INDRA? NO, GRACIAS

Bankinter (vender; precio objetivo: 9,56 euros) señala que los resultados de 2015 han sido malos pero generando ya caja neta positiva en el cuarto trimestre de 2015. Para este experto, "los saneamientos han supuesto una mejora de 287 millones de euros (35 días de ventas), mientras que la mejora sostenible aportada por la gestión equivale a 130 millones de euros (16 días de venta)".

Destaca la mejoría en el cuatro trimestre como consecuencia del impacto de los efectos no-recurrentes, la mejoría de los plazos de pago y la puesta en marcha de un plan de mejora permanente de la gestión de los proveedores. Para 2016, la compañía prevé una ligera caída en ventas, acompañado de una mejora en margen EBIT y flujo de caja.

Indra ya estaría generando flujo de caja positivo en el cuarto trimestre de 2015 y, en consecuencia, es previsible que mantenga esta tendencia en 2016. Sin embargo, continúa el riesgo de ampliación de capital por el elevado apalancamiento.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon