Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Montoro presenta los presupuestos para "crear empleo y reforzar el crecimiento"

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 04/04/2017 Bolsamanía

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha entregado este martes a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE), las primeras cuentas de un Gobierno de Mariano Rajoy en minoría parlamentaria.

El acto celebrado en el Patio de Floridablanca del Congreso de los Diputados tuvo al ministro de Hacienda y Función Pública y a la presidenta de la cámara como grande protagonistas, aunque no únicos. A la entrega de los PGE también acudieron el secretario de Presupuestos, Alberto Nadal, y otros altos cargos del ministerio. A partir de ahora se abre el plazo de presentación de enmiendas a la totalidad. El paso siguiente será su publicación en el Boletín Oficial de las Cortes Generales y a continuación se abrirá un plazo de uno o dos días para solicitar las comparecencias de los altos cargos del Gobierno con el fin de explicar las cuentas.

Sobre estos Presupuestos Generales del Estado que el Gobierno ha presentado esta jornada en el Congreso de los Diputados, Cristobal Montoro asegura que son "los presupuestos que impulsan la creación de empleo, que fortalecen la cohesión social, que refuerzan el crecimiento económico y la competitividad, y son para reducir el déficit público". Tras dos años sin presentar una ningún proyecto de Ley de Presupuestos, el ministro de Hacienda y Función Pública da, si cabe, una mayor importancia a estos PGE 2017. "España ha vivido un periodo de interinidad demasiado largo y estos presupuestos lo que tienen que contribuir es a que se desatasque esa interinidad y de ahí la llamada a la responsabilidad de los grupos políticos".

Montoro ha indicado que por las fechas en las que entra el proyecto de Presupuestos en la Cámara Baja, estas cuentas son también "un enlace con los PGE de 2018", dado que cuando sean aprobadas definitivamente en junio, a la semana siguiente el Consejo de Ministros abordará el techo de gasto para 2018. "Buena parte de lo que no esté contenido en estos PGE que se presentan en un año avanzado, lo estarán en los PGE de 2018", ha apuntado. En este sentido, Montoro ha indicado que los PGE de 2017 hay que verlos "con perspectiva" y "no reducirlos a la expresión numérica de la apuesta de un Gobierno", por lo que ha subrayado que las cuentas de 2017 necesitan apoyos parlamentarios para salir adelante. "Somos un Gobierno en minoría y por tanto tiene que recabar esos apoyos", ha enfatizado.

© Proporcionado por Bolsamanía

LA RESPONSABILIDAD DE LOS GRUPOS

A su juicio, "desde el momento en que entran en la cámara se activa la responsabilidad de los grupos políticos que se sientan en la cámara. Se les hace corresponsables de la política económica que está permitiendo recuperación del empleo". "Esto está en juego: continuar con creación de empleo, con la recuperación económica inclusiva que lleve cada vez más gente o interrumpir por intereses partidistas la aplicación de políticas económicas que impulsan la recuperación económica y la creación de empleo", ha advertido.

El titular de Hacienda ha señalado que España ha vivido un periodo de interinidad "demasiado largo", algo que "no es conveniente", por lo que cree que estos PGE "tienen que contribuir a que se desatasque la interinidad en la política española. De igual forma, ha avanzado que el incremento del 3,5% de afiliación permitirá que se creen más de 500.000 empleos este año en términos de contabilidad nacional, lo que a su vez contribuirá a que España se dirija a una reducción de las desigualdades y al "logro" de una recuperación "cada vez más inclusiva que llegue cada vez a más gente".

LAS CIFRAS DEL PRESUPUESTO

El presupuesto consolidado de gastos ascenderá en 2017 a 443.133 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,5% respecto a las cuentas de 2016, según el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2017, que recogen unas operaciones no financieras de 318.444 millones de euros, el 71,9% de todo el presupuesto consolidado y un 1,3% más en comparación con el ejercicio anterior, según recoge la información de Europa Press.

Las transferencias corrientes, por su parte, es el capítulo con mayor dotación, con un importe de 237.948 millones de euros, que representa el 53,7% de los gastos consolidados, un 1,8% más que un año antes. Si a este importe se le añaden las transferencias de capital, que ascenderán a 9.295,97 millones (-0,7%), el 55,8% del presupuesto consolidado se destina a partidas a otros agentes, públicos y privados, de la economía.

Por su parte, los gastos de personal ascenderán a 22.080,46 millones de euros, un 1,6% menos que un año antes, y los gastos de bienes y servicios suman 7.812,71 millones de euros, el 0,1% más. De su lado, los gastos financieros, que sumarán 32.266,24 millones de euros, caerán un 3,8% como consecuencia de los menores intereses de la deuda pública. El fondo de contingencia y otros imprevistos contará con una dotación de 2.381,74 millones de euros, un 3,5% menos, mientras que las inversiones reales, con un presupuesto de 6.658,92 millones, crecerán un 28,6%, tercer crecimiento consecutivo desde el inicio de la crisis económica.

Dentro de las operaciones no financieras, los activos financieros sumarán 36.667,48 millones, lo que supone una caída del 1,9%, mientras que los pasivos financieros, con 88.022,15 millones de euros, crecen un 4,2%. Por último, las operaciones financieras alcanzarán los 124.689,63 millones, un 2,3% más que el importe presupuestado para 2016.

LAS CUENTAS DEL GOBIERNO

Mariano Rajoy tiene asegurados, en un principio, 175 votos: los 137 del PP (entre los que se encuentran los de sus socios electorales, UPN y Foro), los 32 de Ciudadanos, el voto de la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, y los cinco de PNV, con los que el presidente del Gobierno espera contar, aunque los nacionalistas vascos aún no han confirmado su apoyo a los Presupuestos. El voto de Nueva Canarias sería decisivo para deshacer el empate parlamentario.

Precisamente ese empate puede ser el que 'salve' las cuentas públicas de ser devueltas al Gobierno y le permita seguir adelante su camino en las Cortes en caso de que Rajoy no logre sumar ningún apoyo más. Eso sí, siempre y cuando se produzca tres veces. Y es que el Reglamento del Congreso, en el apartado sobre votaciones (artículo 88), dice lo que sucedería en este caso.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon