Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Montoro y las Comunidades Autónomas se enfrentan y Hacienda retiene el dinero del FLA

Bolsamanía Bolsamanía 16/04/2016 Bolsamanía

Tras el fallido acuerdo entre el Consejo de Política Fiscal Financiera y el Gobierno, las Comunidades Autónomas se han puesto en pie de guerra puesto que no quieren cumplir con las exigencias de Montoro.

De hecho, en la reunión tampoco se pudo acordar cuánto dinero tendrán que recortar las Comunidades para cumplir con el déficit. Montoro apostilló ayer que hasta que no se aprueben los planes de ajuste, las CCAA no van a recibir dinero del FLA. "Cuando pregunten por qué no reciben el dinero del FLA, que les digan que es porque no han cumplido los planes de ajuste", decía el ministro en funciones.

El tiempo corre en contra de esta situación ya que España tiene que enviar un dossier a Bruselas antes de que finalice abril a Bruselas con un plan de viabilidad, en el que se incluye el objetivo del déficit, según informa El Confidencial. Para que se cumpla el mismo, las Comunidades Autónomas deben recortar unos 3.000 millones y algunas como Madrid o Castilla León (del PP) ya se han negado en rotundo. La argumentación que ofrecen las CCAA es que no pueden recortar ya que se originaría una gran coyuntura que originaría unas consecuencias gravísimas para la población.

QUEJAS DE LOS CONSEJEROS

La consejera de Hacienda de Andalucía, María José Montero, ya ha advertido que su comunidad no recortará en educación, sanidad ni derechos sociales y ha pedido al Gobierno "diálogo" para que "la recuperación económica" llegue a los ciudadanos que tienen una situación "más vulnerable". "No parece lógico que cuando está creciendo la riqueza de este país, el Gobierno plantee que las comunidades autónomas no la puedan incorporar en forma de mejora de su servicio público", ha dicho.

La consejera asturiana, Colores Carcedo, ha censurado "que se eche la responsabilidad a las CC.AA. de la desviación de las cuentas públicas" cuando es desequilibrado el reparto de déficit entre las administraciones. "Vamos a pedir que la autoridad fiscal independiente que haga un informe de ese reparto del déficit", ha dicho antes de exigir otro sistema de financiación porque "hay un importante problema de ingresos" para que puedan prestar servicios.

Por su parte Raül Romeva, consejero de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat catalana, ha destacado que va a escuchar lo que "exactamente" quiere Hacienda que "hagan las diferentes comunidades" para reducir el déficit y ha asegurado que las propuestas que ha hecho Montoro son "inaplicables".

Con este panorama, el Gobierno español podría estar sopesando pedir a Bruselas un año más para cumplir con los objetivos del déficit, aunque esa idea por ahora, parece demasiado arriesgada.

MENOS GASTOS ESTE AÑO

© Proporcionado por Bolsamanía

Hacienda ha admitido, que si bien es cierto la situación no es muy boyante, España tendrá menos gastos de carácter extraordinario. En primer lugar, por decisión de Eurostat, el año pasado se imputaron 1.777 millones de euros derivados de la consideración en contabilidad nacional y además, el pasado año hubo coste de 1.094 millones para aplicar los tratamientos de hepatitis C. Además, también se tuvo que pagar la paga extra de 2012 que se congeló.

Teniendo en cuenta que las Comunidades Autónomas tienen que percibir 7.400 millones de euros por la liquidación definitiva de 2014, el recorte adicional requerido sería de hasta unas tres décimas (del 0,6 al 0,3 que se exige). Hacienda quiere que las regiones destinen los recursos adicionales a corregir ese déficit de 2015. Con esto, Montoro da por hecho que sin los planes de ajuste la CE no autorice un año más el cumplimiento de dicho déficit.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon