Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Montoro y Margallo se reencuentran en el acto por la unidad organizado por Rajoy

Bolsamanía Bolsamanía 17/10/2015 virginia.mora@webfg.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Cristóbal Montoro y José Manuel García Margallo vuelven a verse las caras este sábado. Tras haber protagonizado una ‘guerra’ de acusaciones que no viene nada bien ni al Gobierno ni al PP cuando faltan dos meses para las elecciones, los ministros de Hacienda y Asuntos Exteriores se reencuentran en el acto por la unidad que ha convocado Mariano Rajoy en Toledo.No son pocos los que aseguran que el rifirrafe que se traían Montoro y Margallo entre manos fue sofocado por Soraya Sáenz de Santamaría durante el Consejo de Ministros de este viernes. Ambos miembros del gabinete de Rajoy se han lanzado varios dardos esta semana, y pese a que han tratado de dar un cariz de humor a sus declaraciones, lo cierto es que de poco les ha servido.Tal fue el revuelo que se montó con sus palabras que incluso el tema protagonizó gran parte del turno de preguntas tras la reunión del Consejo de Ministros, que la vicepresidenta sorteó asegurando que se tratan con “absoluta normalidad” porque “hasta ahí podríamos llegar”.Hay que recordar que todo comenzó con la entrevista que concedió el ministro de Hacienda al diario El Mundo, en la que disparaba contra sus propios compañeros, entre ellos su colega de gabinete José Manuel García Margallo. En concreto, avisaba al ministro de Exteriores de que debía “revisar sus ideas con tiempo” porque si no podía caer en la “arrogancia intelectual”.Margallo se tomó estas palabras con humor, asegurando que el titular de Hacienda era “un guasón”. No obstante, después acabó por llamarle “ágrafo”, lo que elevó el tono del cruce de acusaciones a categoría de guerra interna en el gabinete de Rajoy.UNIDAD DE CARA AL 20DUna polémica que no viene nada bien al PP no sólo por la cercanía de las elecciones, sino también porque se suma a las otras controversias en las que se ha visto envuelto el partido en los últimos días, como la dimisión de Arantza Quiroga como presidenta del PP vasco, que ya tiene sustituto: el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso; o el vídeo titulado ‘De la crisis a la recuperación’ que presentó en el Congreso y en el que convierte a España en una enferma a la que los médicos (el Gobierno) logran sacar adelante.Rajoy, sabedor de que el PP no puede dar ni una muestra de debilidad más antes de las elecciones ha decidido convocar a ministros, barones y alcaldes en Toledo para intentar cerrar filas y para ‘vender’ las medidas adoptadas por el Gobierno en los cuatro años de legislatura.En concreto, se trata de un acto en el que se hará balance y se pondrá el acento en el cumplimiento de programa electoral con el que el PP se presentó a las elecciones de 2011, y que Génova ya ha calificado de “extraordinaria importancia”.Es por ello que Rajoy ha ordenado enviar una circular en la que pide una asistencia masiva a este acto, en el que se va a valorar la transformación de España. “Con humildad, porque queda mucho por hacer, podemos sentirnos satisfechos de lo que hemos hecho estos cuatro años”, ha dicho el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Fernández Maíllo.Acudirán, entre otros, la vicepresidenta y los doce ministros, así como la práctica totalidad de los barones regionales, a excepción de Luisa Fernanda Rudi (Aragón). La asistencia del presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, también está en el aire.COSPEDAL TOMA LA PALABRATras pasar un tiempo ‘desaparecida’ -desde el batacazo del PP en las elecciones municipales y autonómicas del pasado 24 de mayo apenas se ha dejado ver, más que en contadas ocasiones-, María Dolores de Cospedal tendrá un papel destacado en este acto.La secretaria general del PP no sólo está en su tierra, sino que además será protagonista de este encuentro junto al propio Rajoy. Algo que muchos ven como un guiño a la expresidenta manchega cuando no pasa por su mejor momento: intenta posicionarse ante la posible sucesión de Rajoy, pero no le están saliendo bien las cosas. Sobre todo porque su principal ‘enemiga’ en esta carrera interna, Soraya Sáenz de Santamaría, acaba de ganarle otra mano.Cospedal trató de evitar por todos los medios la marcha de Quiroga, y no sólo no lo ha conseguido, sino que también ha sido incapaz de evitar el nombramiento de Alfonso Alonso como su sucesor. Precisamente el ministro de Sanidad es conocido como el ‘delfín’ de Santamaría, y ha ido escalando puestos poco a poco gracias a la afinidad que tiene con la vicepresidenta -pasó de portavoz en el Congreso a ministro, y ahora se ha convertido en líder del PP vasco-.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon