Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Moody's: los tipos de interés 'normales' de los bancos centrales son historia

Bolsamanía Bolsamanía 11/05/2016 Bolsamanía

Los tipos de interés subirán, probablemente, de forma gradual durante los próximos años, sin embargo no volverán a ser como antes. La agencia Moody's advierte que inversores y analistas deben olvidarse por el momento de ver el precio de dinero en los niveles anteriores a la crisis financiera de 2008.

"Los tipos de interés es probable que aumenten de forma muy gradual y no podrán regresar a los niveles promedio observados antes de la crisis financiera en los próximos 10 o 20 años", asegura un informe de Moody's. Su autor, el director general Colin Ellis, explica que el nivel más bajo de las tasas de referencia de los bancos centrales tras el shock financiero de 2008 fue seguido por debilidad económica, alto desempleo y altos niveles de deuda pública.

© Proporcionado por Bolsamanía

Pero más allá de las condiciones económicas, Ellis reconoce que hay más teorías que explican que la Reserva Federal (Fed) tenga la tasa federal de fondos (tipos de referencia) entre el 0,25% y el 0,5%, el Banco de Inglaterra en el 0,5%, el Banco Central Europeo (BCE) en el 0,0%, y el Banco de Japón en negativo, en el -0,1%. Entre ellas, que los tipos bajos deben equilibrar de forma sostenible el ahorro y la inversión.

En este sentido, el ejecutivo de Moody's destaca que a la ralentización del crecimiento económico mundial se unen factores como el envejecimento de la población, el gasto en inversión débil y los reducidos aumentos de la productividad.

OFERTA Y DEMANDA DE AHORRO

Otra teoría que apoya el entorno de tipos bajos se refiere a la relación entre la oferta y la demanda de ahorro. Un aumento de la oferta (que se produciría con tipos más altos) sin una disminución correspondiente en la demanda, en la forma de un mayor gasto de inversión, presionaría a la baja el tipo de interés real (tipo de interés nominal descontando la inflación). Además, este argumento se apoya en que hay una creciente proporción de la población en el grupo de edad entre 40 y 60 años. Cuando más gente se mueva hacia este rango, el ahorro debería crecer, y se ahondaría en el desequilibrio entre oferta y demanda.

Además, Colin Ellis menciona la que las casi inexistentes presiones inflacionistas que hay en la actualidad hacen difícil que los bancos centrales puedan aventurarse con importantes aumentos de tipos. "Durante los últimos siete años, las tasas han estado en niveles bajos en la mayoría de las economías y los bancos centrales han ampliado de forma espectacular sus balances. A pesar de esto, ha habido pocos indicios de un aumento genuino y generalizado de la inflación", añade el experto.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon