Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Muere Robert Spitzer, responsable de la descatalogación de la homosexualidad como enfermedad mental

Bolsamanía Bolsamanía 02/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El pasado viernes fallecía el psiquiatra, Robert Spitzer a sus 83 años, debido a problemas cardíacos. El doctor desempeñó a lo largo de su vida un importante papel en el establecimiento de estándares para describir los trastornos mentales y eliminó la designación de la homosexualidad como una patología. El Dr. Spitzer es considerado el padre de la clasificación moderna de enfermedades mentales. Tal y como informan desde La Vanguardia, jugó un rol fundamental en el desarrollo del Manual diagnóstico y estadístico de enfermedades mentales, una guía para la profesión sobre los grandes trastornos mentales que fue publicado en 1978, rápido se convirtió en un best-seller y está considerado como la “biblia” de la psiquiatría a nivel mundial.Después de reunirse con activistas homosexuales determinó que la homosexualidad no podía ser un desorden mentalDesde La Vanguardia se hacen eco de que activistas defensores de los derechos de los homosexuales acreditan al doctor Spitzer el retiro de la homosexualidad de la lista de desórdenes mentales, según su manual. Fue él quien presionó por el cambio después de reunirse con activistas homosexuales y determinar que la homosexualidad no podía ser un desorden mental si las personas homosexuales estaban cómodas con su sexualidad.UN GRAN AVANCE PARA LA SOCIEDADEl Dr. Jack Drescher, psicoanalista gay en Nueva York, explica que la eliminación de la homosexualidad de la lista de trastornos fue un gran avance para los derechos de los homosexuales. “El hecho de que el matrimonio homosexual esté permitido hoy en día es en parte gracias a Bob Spitzer”, asegura en publicaciones de La Vanguardia.Sin embargo, Spitzer estuvo en el centro de la polémica tras publicar en 2001 un estudio que pretendía apoyar la terapia para “convertir” a los gays en heterosexuales. La iniciativa causó el rechazo de los activistas. Diez años más tarde, Spitzer pidió disculpas y aseguró que esa investigación era lo único que lamentaba de su carrera.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon