Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Muy buen dato del índice ISM de manufacturas en EEUU, que aleja el fantasma de la recesión

Bolsamanía Bolsamanía 01/07/2016 Bolsamanía

Muy buen dato del índice ISM de manufacturas en EEUU, que aleja el fantasma de la recesión económica en la principal economía del mundo. Wall Street ha aumentado ganancias tras su publicación, ya que este sector ha sido el que más débil se ha mostrado en los últimos meses en EEUU y su recuperación es una buena noticia. El indicador ha subido hasta 53,2 desde 51,3, muy por encima del 51,5 esperado por los analistas. Datos por encima de 50 indican expansión de la actividad económica en el sector.

Dentro del ISM, el indicador de nuevos pedidos ha subido hasta 55,9 desde 55,7. Un dato "positivo para el dólar y la renta variabl", según los analistas de Capital Bolsa. Por su parte, el PMI manufacturero elaborado por Markit se ha situado en el 51,3, por encima del 50,7 de mayo.

Además, el gasto en construcción en EEUU cayó por segundo mes consecutivo en mayo, después de la mayor caída en más de cinco años en abril, lo que podría llevar a los economistas a reducir sus estimaciones de crecimiento del segundo trimestre, según Capital Bolsa. El gasto en construcción cayó un 0,8% tras una caída del 2% en abril. La caída de abril revisada fue la mayor desde enero de 2011. "Datos negativos para el dólar y los mercados de acciones", señalan estos expertos.

LA AGENCIA S&P CONFIRMA EL RATING DE EEUU, PERO ADVIERTE DE RIESGOS

La agencia de calificación crediticia Standard and Poor's (S&P) ha reafirmado el rating otorgado a la deuda pública de Estados Unidos en AA+ a largo plazo y en A-1+ para corto plazo, en ambos casos con perspectiva estable. La calificadora ha alabado la diversificación de la economía y la flexibilidad de la política económica, pero ha advertido del alto nivel de endeudamiento del país, que limita el potencial de la nota asignada.

Las calificaciones de la deuda soberana de Estados Unidos son compatibles, explica S&P en un comunicado, con la diversidad de su economía, las fortalezas institucionales, su extensa flexibilidad de las políticas económicas (incluyendo la gestión de la crisis financiera de 2008 y 2009, en particular la política monetaria proactiva), y que es el emisor de moneda de reserva más importante del mundo. No obstante, el desacuerdo mostrado en diferentes momentos entre las partes implicadas en las negociaciones políticas "han limitado la capacidad de promulgar reformas a través de votaciones". La agencia espera un crecimiento de la economía estadounidense del 2,0% este año, tras el 2,4% en 2015, y del 2,3% anual en promedio para los dos próximos años.

Por el contrario, como aspecto negativo S&P señala el nivel de endeudamiento, con una carga para la economía derivada de que el porcentaje del PIB de la deuda del Gobierno de Estados Unidos sigue siendo dos veces el nivel de 2007. La calificadora prevé que la deuda se mantenga estable en los próximos años, y tienda a disminuir según aumenten los ingresos fiscales y disminuyan los gastos.

La recuperación de la economía de Estados Unidos es ya de un 15% en comparación con el punto más bajo sufrido en el segundo trimestre de 2009, en términos de PIB, según las estimaciones de la calificadora. Sin embargo, este repunte de la actividad económica es mediocre respecto a rebotes anteriores, aunque hay considerar que ha sido la depresión más grave desde el crash de 1929.

© Proporcionado por Bolsamanía

¿QUÉ ESPERAR DE LA ECONOMÍA DE EEUU?

Además, a largo plazo el crecimiento potencial de Estados Unidos ha disminuido y "probablemente será cercano al 2%, lo que refleja el envejecimiento demográfico, que contribuye a que la tasa de actividad esté en mínimos de 40 años, y que la productividad del trabajo ha disminuido en la última década en comparación con el promedio de los últimos 70 años, después de la Segunda Guerra Mundial".

Pese a ello, el ritmo de crecimiento de la primera economía mundial se compara favorablemente con el de otras economías avanzadas, una brecha que aumentará previsiblemente a partir de ahora en la medida en que la Unión Europea en general y Reino Unido en particular se vean afectados negativamente por la decisión de los británicos de votar en referéndum en favor del Brexit.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon