Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Núria Espert, premio Princesa de Asturias de las Artes

Bolsamanía Bolsamanía 11/05/2016 Bolsamanía

La actriz y directora de teatro Núria Espert ha sido galardonada este miércoles con el Premio Princesa de Asturias de las Artes 2016. Se trata del primero de los ocho galardones internacionales que convoca este año la Fundación Princesa de Asturias, y que cumplen con esta su XXXVI edición. Espert, catalana de 80 años que debutó en los escenarios en 1950, ha sido elegida entre los 40 candidatos de 21 nacionalidades propuestos.

La lectura del fallo del jurado se ha producido, como es habitual en el Hotel de la Reconquista de Oviedo, recoge Europa Press. Dicho jurado ha estado compuesto por Bárbara Allende Gil de Biedma 'Ouka Leele'; José Luis Cienfuegos Marcello; Marzio Conti; Carlos Fitz-James Stuart Martínez de Irujo, duque de Alba; Josep María Flotats i Picas; Carmen Giménez Martín y Catalina Luca de Tena y García-Conde.

También forman parte de él José Lladó Fernández-Urrutia; Hans Meinke Paege; Elena Ochoa Foster; Alfredo Pérez de Armiñán y de la Serna; Sandra Rotondo Urcola; Benedetta Tagliabue; Patricia Urquiola Hidalgo; Carlos Urroz Arancibia; Miguel Zugaza Miranda; y José Antonio Caicoya Cores, como secretario.

ASÍ HA SIDO SU CARRERA

Espert nació en Hospitalet de Llobregat el 11 de junio de 1935 y con solo 16 años se inició en el teatro aficionado. Ya en la década de 1950 tuvo ocasión de interpretar en su Barcelona natal grandes clásicos como 'La vida es sueño' (1950), de Calderón de la Barca o 'Los empeños de una casa' (1952), de Sor Juana Inés de la Cruz. También 'El jardinero de Falerina' (1953), de Calderón de la Barca, o 'Romeo y Julieta' (1953), de Shakespeare, adaptada al catalán por Josep Maria de Sagarra, obras que compaginaba con otras de autores en catalán como 'El marit vé de visita' (1951).

Aunque fue en 1954 cuando le llegó su gran oportunidad, al ser reclamada para sustituir a la actriz Elvira Noriega en 'Medea', papel con el que triunfó. Eso le hizo decidirse a dedicarse a la interpretación de forma profesional y durante los siguientes años, integrada en la Compañía Lope de Vega que dirigía José Tamayo, se consolidó como una de las figuras más destacadas de la escena catalana y española.

A lo largo de la década de 1960 forjó su sólida reputación como actriz teatral en toda España, con éxitos sobre los escenarios como 'Las criadas' (1969), de Jean Genet, e interpretando a autores como Bertolt Brecht, Jean Paul Sartre o Alejandro Casona. No obstante, su consagración le llegó con el montaje de la obra 'Yerma', de Federico García Lorca, que estrenó en el Teatro de la Comedia de Madrid el 30 de noviembre de 1971 y con la que llegó a superar las 2.000 representaciones. Estuvo de gira durante cuatro años con ella por diversos países, como EEUU, la Unión Soviética y Argentina.

Y además, entre junio de 1979 y mayo de 1981 (fecha en que presentó su dimisión), fue co-directora, junto con José Luis Gómez y Ramón Tamayo, del Centro Dramático Nacional. Ya en la década de 1980, intensificó su actividad más allá de las fronteras españolas, realizando varias giras internacionales con obras previamente representadas en España, y durante la segunda mitad de la década de 1980 abandonó temporalmente la interpretación para dedicarse plenamente a la dirección escénica.

© Proporcionado por Bolsamanía

SU VUELTA A LAS TABLAS

Tras cinco años de ausencia, en 1990 volvió a subirse a un escenario para el montaje de la obra 'Maquillaje', del dramaturgo japonés Hisashi Inoue, y volvió a actuar en lengua catalana en 1997 a las órdenes de Josep María Flotats en 'La gavina' (La gaviota), de Chejov. En 1999 asumió al papel protagonista junto a Adolfo Marsillach en la que sería su última aparición sobre los escenarios, en la obra maestra de Edward Franklin Albee '¿Quién teme a Virginia Woolf?'.

Y cincuenta años después de su primera intervención en la pieza, en 2001 Núria Espert volvió a participar en el montaje de 'Medea', en esta ocasión con motivo del Festival de Teatro Clásico de Mérida. Desde entonces ha montado diversos espectáculos y ha seguido participando en varias obras teatrales, destacando en 2004 su interpretación de uno de los más emblemáticos personajes de la literatura española, La Celestina, que lo valió el Premio Max de Teatro y el Fotogramas de Plata.

Hay que recordar que los Premios Princesa de Asturias están destinados a galardonar "la labor científica, técnica, cultural, social y humanitaria realizada por personas, instituciones, grupo de personas o de instituciones en el ámbito internacional". Y conforme a estos principios, el Premio Princesa de Asturias de las Artes se concede a aquellos "cuya labor en la cinematografía, el teatro, la danza, la música, la fotografía, la pintura, la escultura, la arquitectura y otras manifestaciones artísticas constituya una aportación relevante al patrimonio cultural de la humanidad".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon