Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Niño Becerra: 'El TTIP es una manifestación del fin del Estado que hemos conocido'

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 09/05/2016 Bolsamanía

El Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP), un acuerdo comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea, aún sigue levantando polémica. Para el economista Santiago Niño Becerra, es el fin del Estado 'tal y cómo lo conocemos ahora', en sustitución del poder de 'las grandes corporaciones'.

En un artículo publicado en La Carta de la Bolsa, Niño Becerra asegura que si tuviese que resumir en un párrafo lo que es el TTIP, sería decir que es "una manifestación del fin del Estado que hemos conocido y la sustitución de lo que el Estado significa por el que, pienso, va a ser el poder que en diversos aspectos ya está sustituyendo al Estado: el de las corporaciones".

© Proporcionado por Bolsamanía

En este sentido, el catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llull considera que el TTIP “coloca a los estados en un segundo plano”, tanto a los europeos como a Estados Unidos, ya que éstos, “con sus leyes, normas y regulaciones, limitan las posibilidades que la tecnología y la ausencia de fronteras brinda a las grandes corporaciones, pero, continúo pensando, no en la línea reaganiana de ‘El Estado es el problema', ya que aquello afectaba a ‘los ricos' y al ámbito local de las empresas, sino desde una perspectiva postglobal”.

Es decir, bajo esta reflexión, “el TTIP sería consecuencia de la evolución de la dinámica histórica”, ya que “si el planeta es la zona de acción y las corporaciones se mueven –porque tienen las posibilidades y los medios para hacerlo– en el planeta, ¿qué sentido tiene limitar en unas zonas de ese planeta sus posibilidades de movimiento con normas y márgenes?”, agrega.

"EL TTIP SE IMPONDRÁ PORQUE ES EL MOMENTO"

Los defensores del tratado “lo están vendiendo como imprescindible y para los críticos es la expresión de dominio de la nueva oligarquía: la de las multinacionales y sus lobbies”, escribe Niño Becerra, que añade no obstante que “da igual lo que se diga, al igual que los campos fueron cercados y multitud de campesinos fueron forzados a la miseria (siglos XVI y XVII) y a la explotación en los centros industriales, el TTIP se impondrá porque es el momento de lo que el TTIP significa”.

Y lo que significa, a juicio del célebre economista, es que la perspectiva del estado tal y como lo conocemos “ya ha quedado pequeña y ahora son necesarias otras estructuras porque el poder no se halla dentro de ninguna frontera. El TTIP ha llegado porque tocaba y ha llegado para quedarse”.

Niño Becerra dice que si quienes implanten este acuerdo comercial son inteligentes, evitarán consecuencias de miseria o hambre, como ocurrió, explica, en los siglos XVI y XVII con las enclosures, como se conoce al proceso histórico de cierre de los terrenos comunales a favor de los terratenientes en Inglaterra. “Hoy es posible, y deseable, porque con toda su carga de desgracias las enclosures llevaban asociada una carga de expectativas positivas, a largo plazo, cierto, pero positivas: de ir a mejor para la mayoría, y el TTIP no, y no por nada, sino porque cada vez se necesita menos factor trabajo. Lo repito: si quienes implanten el TTIP son inteligentes esas consecuencias las evitarán. Cierto: habría otro camino, pero hoy no está de moda”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon