Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Niño Becerra: '¿Por qué la economía tiene que crecer cada año? Seguimos como en los años 60'

Bolsamanía Bolsamanía 24/02/2016 Bolsamanía

El famoso economista Santiago Niño Becerra se pregunta por qué es necesario crecer cada año, y critica que se siga analizando la evolución de la economía desde parámetros de modelos viejos, en vez de poner a la productividad como principal objetivo.

En referencia a una noticia sobre que la OCDE pide una acción colectiva ante el frenazo del crecimiento a nivel global, el catedrático de Estructura Económica en la Universidad Ramón Llull escribe en la Carta de la Bolsa: “¿Por qué la economía tiene que crecer cada año? Es decir, ¿por qué el número de millones que suma el PIB tiene que ser cada año mayor que el anterior? En otras palabras, ¿por qué la generación de PIB tiene inexorablemente que ir en aumento?”.

“¿Por qué se continúa pensando y hablando en términos de economías nacionales?”, vuelve a preguntarse el experto. “Actualmente, cuando hay subsectores económicos, actividades y zonas que se hallan clara y decididamente en alza y subsectores, actividades y áreas que se encuentran o estancadas o en retroceso, áreas y zonas que puedes encontrase a caballo de dos o más países sobrevolando fronteras: líneas dibujadas sobre un mapa”, añade.

Niño Becerra avisa eso sí, no ser partidario del “decrecimiento”. “Ni pienso que la solución se halle en crecer menos, lo que pienso es que se continúa pensando con los mismos parámetros que en los años 60 o en los 2000: ir a más todos cada año, es bueno y es lo que debe ser, y si no pasa eso es mal y hay problemas”, añade.

EL ACENTO EN LA PRODUCTIVIDAD

El economista explica que la población aumenta y si el número de millones que suma el PIB no lo hace, “el bienestar disminuye”. Sin embargo, pone el acento en la productividad, ya que “es un objetivo en sí mismo, y eso sí se puede conseguir con las tecnologías que cada hora están apareciendo, y que son susceptibles de ser utilizadas, en unas zonas cada vez más concretas. Unas tecnologías que cada vez requieren más capital, y unas zonas que cada vez se encuentran más definidas”, agrega en el artículo publicado en La Carta de la Bolsa.

Niño Becerra habla también del gasto público, y cuestiona algunos proyectos en los últimos años como el plan E del 2009. “Ya sabemos para qué sirvieron y las consecuencias que tuvieron: más déficit y mucha más deuda, pero ni se menciona, y evidentemente no se aborda, el hecho de que cada vez hacen falta menos horas de trabajo, lo que supone un mayor desempleo estructural”, “Tampoco sobre las carencias a que apunta una recaudación fiscal decreciente; ni del retroceso que está experimentando el modelo de protección social; ni de las consecuencias de una deuda impagable”, expone.

“Pienso que ‘lo que es’ y ‘lo que debería ser’ continúan viviendo en mundos diferentes”, concluye.

© Proporcionado por Bolsamanía

SU VISIÓN SOBRE LA CORRUPCIÓN

Por otro lado, al ser preguntado por la corrupción, el economista ha señalado en La Carta de la Bolsa que "la corrupción es un síntoma de que un sistema se está deshaciendo, pero pienso que eso era cierto cuando la corrupción era incontrolable e inevitable".

Y es que, tal y como él lo ve, hoy en día la situación no es así porque "existen medios para erradicar la corrupción". Niño Becerra asegura que si hay corrupción "es porque, por las razones que sea, se tolera y permite".

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon