Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Novak Djokovic reconoce que le intentaron sobornar por 200.000 dólares en 2007

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 19/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Justo después de destaparse el escándalo de las apuestas y el amaño de partidos, Djokovic ha dado la cara. El serbio defiende a actuales jugadores del circuito y reconoce que en 2007 fue tentado para que perdiera un partido en San Petersburgo.Djokovic no tiene acostumbrados a ser uno de los miembros del circuito del tenis que más claro habla y en esta ocasión no podía ser menos. Con la sombra de los amaños y las apuestas que acaba de estallar el serbio y que salpica, según la información, a ocho de los tenistas que disputan actualmente el Open de Australia, el serbio no se escondió.No hay ninguna prueba contra un jugador en activo"No hay ninguna prueba contra un jugador en activo. Mientras sea así, es simple especulación", así de claro se expresó el serbio, en declaraciones recogidas por el diario 'El País', tras ganar su partido al surcoreano Hyeon Chung (6-3, 6-2 y 6-4). "Hasta donde yo sé, no pasa en el nivel top. En el nivel challenger, en ese tipo de torneos, quizás ocurra o quizás no", explicó Nole. "Yo siempre tomaré la decisión correcta. Pero solo puedo hablar de mi propio comportamiento"Leer también: Un escándalo de amaños de partidos estalla en el mundo del tenisEN 2007 INTENTARON SOBORNARLELo más llamativo de las declaraciones realizadas tras su debut en el Open de Australia son la confesión de que en 2007 el serbio fue tanteado para que se dejase perder un partido en San Petersburgo. Según el tenista le ofrecieron 200.000 por caer en aquel encuentro de primera ronda."Desafortunadamente, en aquellos tiempos había rumores y la gente hablaba. En los últimos seis o siete años no volví a escuchar algo similar", aseguró. "En aquel momento me sentí mal porque no quiero estar ligado a esto de ninguna manera. Para mí es un acto que va en contra de los valores del deporte, es un crimen contra el deporte. Afortunadamente para mí, nunca necesité involucrarme en este tipo de situaciones".Leer además:Federer: "Hay que hacer todo lo que se pueda para mantener este deporte limpio"Rechazada la suspensión cautelar del ex presidente Escañuela

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon