Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Obama y Merkel se sientan para potenciar las relaciones comerciales entre EE.UU. y Europa en medio de grandes protestas

Bolsamanía Bolsamanía 24/04/2016 Bolsamanía

El presidente estadounidense, Barack Obama, llegó este domingo a Alemania para una visita de dos días en Hanóver (norte), probablemente la última al país de su "amiga" Angela Merkel, uno de sus socios más importantes en Europa. "Orgulloso de que Angela Merkel sea (su) amiga", el mandatario no dejó de elogiar a la canciller en vísperas de su quinto viaje a Alemania, que efectuará desde Londres.

© Proporcionado por Bolsamanía

"He trabajado con ella más tiempo y más estrechamente que con ningún otro dirigente, y en estos años he aprendido de ella (...) Está guiada a la vez por intereses y por valores", dijo Obama en una entrevista al diario más leído de Alemania, el Bild.

La interlocutora de Obama durante los dos mandatos de éste en la Casa Blanca, Angela Merkelha recibido al presidente norteamericano la tarde de este domingo en el castillo de Herrenhausen en Hanóver. También inauguraron el salón industrial de esta ciudad, el más importante del mundo, en el que Estados Unidos es este año el país socio.

En el salón han aprovechado su presencia ante los empresarios para promover el acuerdo de libre comercio actualmente negociado entre la Unión Europea y Estados Unidos. La secretaria estadounidense de Comercio, Penny Pritzker, dijo a la prensa alemana que Washington quiere "un acuerdo este año".

Las negociaciones del acuerdo, conocido por los acrónimos TTIP o Tafta, no avanzan realmente, y el proyecto tiene cada vez más detractores a ambos lados del Atlántico. En Hanóver, decenas de miles de personas se manifestaron el sábado contra el megaproyecto.

GRANDES PROTESTAS

Pero el viaje está siendo mucho más complicado de lo que realmente parecía. Hasta 25.000 personas se han reunido en las calles de la ciudad para protestar en contra de la reunión. La esencia de la asociación transatlántica es la eliminación de barreras aduaneras, ecológicas o sociales que impiden la libre circulación de mercancías entre ambos territorios

Los que defienden el TTiP explican que dicho contrato sería beneficioso para el crecimiento económico de los países europeos, fomentaría la creación de empleo y aumentaría la libertad económica. Por otro lado, quienes protestan contra el acuerdo afirman que este acuerdo llegaría a aunmentar el poder de las grandes empresas mientras se reducirían los niveles de protección social y medioambiental.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon