Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ocho jugadores españoles y argentinos estarían controlados por la mafia italiana

Bolsamanía Bolsamanía 19/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El mundo del tenis continúa conmocionado mientras continúan conociéndose detalles sobre el escándalo de amaños en el tenis. Dos mafias italianas, una siciliana y otra del norte, y otra rusa estarían detrás del engaño.Las mayores sombras del escándalo desvelado por la BBC y la página web BuzzFeed News pesan sobre ocho jugadores de nacionalidad española y argentina, que habrían estado controlados por un grupo mafioso del norte de Italia. Justo después de estallar el escándalo Novak Djokovic, número uno mundial, reconoció que en 2007 rechazó una oferta de 200.000 euros por perder un partido de primera ronda en San Petersburgo.La investigación da comienzo en 2007 tras un encuentro entre Nikolay Davydenko y Martín Vassallo ArgüelloLa investigación da comienzo en 2007 tras un encuentro entre Nikolay Davydenko y Martín Vassallo Argüello en la primera ronda del torneo de Sopot. El ruso era claro favorito y tras ganar el primer set y perder el segundo, una lesión le hizo retirarse en el tercero. La apuestas recibieron hasta cuatro millones para este partido, diez veces más de lo normal para un encuentro como este. Betfair decidió anular las apuestas y comenzó una investigación que ha llegado hasta hoy, tal y como recoge el diario El Mundo.Leer también: Novak Djokovic reconoce que le intentaron sobornar por 200.000 dólares en 2007Leer también: Federer: "Hay que hacer todo lo que se pueda para mantener este deporte limpio"LA IMPLICACIÓN DE LA MAFIAEl punto de mira se centra ahora en la mafia. Dos organizaciones mafiosas italianas y otra más rusa estarían detrás de, al menos, 72 partidos en los que participaron un total de 28 jugadores, según la información revelada por la BBC y BuzzFeed, entre ellos 16 que pasaron por el top 50.La oferta más habitual eran 50.000 dólares (45.000 euros) por "arreglar" el próximo encuentroEl método que utilizaban las redes mafiosas para apañar los partidos que les interesaban era acudir a los hoteles de los tenistas al comienzo o durante el transcurso del torno. La oferta más habitual eran 50.000 dólares (45.000 euros) por "arreglar" el próximo encuentro. Los torneos secundarios eran el escenario perfecto para este tipo de tramas aunque, según la información, también se habrían visto afectados tres partidos de Wimbledon y varios de Roland Garros.Antonio Martínez Cascales, presidente de la Federación Valenciana de Tenis y ex entrenador de Juan Carlos Ferrero, en declaraciones al Diario El Mundo, reconoce que en 2004, cuando dirigía a Guillermo Alcaide, el gallego se presentó en el cuadro final de Wimbledon con 18 años. Era su primer partido en un torneo del Grand Slam, tras superar la previa. Se medía con Gilles Simon, que aun saliendo favorito venía de una lesión. «Alguien me contactó a través de una tercera persona, ofreciéndome 60.000 euros para que Guillermo perdiese. Ni siquiera se lo comuniqué al jugador hasta después del partido». Alcaide, limpio de cualquier componenda, perdió por 6-3, 6-4 y 7-6 (6).Leer además:Un escándalo de amaños de partidos estalla en el mundo del tenis

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon