Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

OHL cae un 4% en bolsa: los bajistas afilan sus 'garras'

Bolsamanía Bolsamanía hace 3 días César Vidal

OHL vuelve a sufrir en bolsa, ya que sus acciones han caído un 3,94%, hasta 2,44 euros. Los inversores bajistas afilan sus 'garras' e incluso incrementan sus posiciones 'cortas', conscientes de los problemas financieros que afronta la empresa.

Según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), con fecha 24 de noviembre, el fondo Marshall Wace ha aumentado su posición bajista sobre OHL hasta el 1,80% del capital desde el anterior 1,79%.

Además, esta semana está previsto que la agencia de calificación Fitch actualice su rating sobre el valor, actualmente en BB-, con perspectiva estable. En 2015, Fitch actualizó su rating el 30 de noviembre, por lo que si la agencia sigue el mismo calendario, el miércoles debería volver a revisar su calificación.

Hace doce meses, Fitch señaló que los factores que podrían provocar un recorte de rating serían los siguientes. En primer lugar, que el apalancamiento neto con recurso se sitúe por encima de 4 veces, que se produzca un apoyo material de efectivo en OHL Concesiones, implicaciones negativas para el negocio de construcción por el impacto negativo en la reputación del grupo o que se produzca un deterioro continuo de la posición de capital de la empresa sobre una base con recurso.

Por lo tanto, la revisión del rating de Fitch será una cita clave para los inversores, después del recorte de rating realizado por la agencia Moody's el pasado 17 de noviembre y de los debiles resultados publicados por la empresa el 15 de noviembre, correspondientes al periodo de enero a septiembre. Estos dos factores han provocado fuertes caídas en las últimas semanas, que amenazan a OHL con caer hasta los mínimos del pasado mes de agosto.

© Proporcionado por Bolsamanía

LOS EXPERTOS SIGUEN DUDANDO

Para Daniel Galindo, analista independiente, el “principal problema de OHL son los Flujos de Caja de Explotación”, la caja que genera el grupo a partir de sus negocios normalizados. Este indicador presentó hasta el tercer trimestre un déficit de 409 millones de euros, muy por encima de los 164 millones en el mismo periodo del año pasado. Un dato “preocupante” para Galindo, porque “la actividad de la empresa no sólo no genera caja, sino que consume muchos recursos”.

Otro dato en el que los analistas mostraron sus dudas durante la teleconferencia de la semana pasada fue la forma de contabilizar los dividendos cobrados como Flujos de Caja de Explotación. Galindo señala que “no son fruto de la actividad de la empresa, sino de sus inversiones”.

Este experto también considera “discutible” la forma de contabilizar los intereses pagados. “Estos sí debería contabilizarlos como Flujos de Caja de Explotación, ya que la financiación forma parte de la actividad de una concesionaria”, lo que supondría un déficit adicional de caja importante. “Aunque esta contabilización está permitida por normativa, los datos de Flujos de Caja de Explotación presentados por la empresa no son reales”, señala Daniel Galindo.

Hasta la fecha, OHL ha podido contrarrestar su déficit de Flujo de Caja mediante la venta de activos como Abertis o participaciones en sus negocios mexicanos, y al mismo tiempo elevando su Deuda Neta con Recurso hasta cerca de 600 millones de euros en 2016. “Pero una vez vendido prácticamente la totalidad de Abertis, su mejor activo y el más líquido”, si el deterioro de la Caja no se frena, “deberá acelerar nuevas desinversiones o incluso plantear una nueva ampliación de capital”, afirma este analista independiente.

Desde Bankinter, han rebajado recientemente su recomendación hasta Neutral desde Comprar y han recortado drásticamente su precio objetivo hasta 2,8 euros por acción desde los anteriores 4,2 euros. Entre sus razones, valoran la pérdida de valor del negocio mexicano tras la victoria de Donald Trump en 1,2 euros por acción. Y también señalan los resultados del tercer trimestre “inesperadamente débiles en términos de márgenes, generación de caja libre del negocio de Construcción y evolución de la deuda”.

En su opinión, la rebaja de Moody's hizo “mucho daño al valor” porque el deterioro en el riesgo de crédito es más importante en estos momentos que la valoración que pueda hacer el mercado de la empresa. Además, estos expertos consideran que los directivos no lograron aclarar correctamente “las principales incógnitas abiertas”, que son el calendario de impactos negativos de los proyectos con problemas, la mejora de los márgenes y flujos de caja del negocio de Construcción y la generación de caja de las nuevas concesiones.

Desde Renta 4, el analista Ángel Pérez destaca varios aspectos clave para el futuro de OHL. En su opinión, la empresa controla una cartera de activos que vale más que su deuda actual. Sin embargo, considera que debe vender más activos y realizar los cobros de las reclamaciones anunciadas, o de lo contrario seguirán produciéndose “deterioros de caja en el corto plazo”, que pueden provocar incluso “ciertos problemas de liquidez”.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon