Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

OHL pierde 300 millones de euros en bolsa en una semana en la que ha movido el 23% de su capital

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 06/08/2016 Pedro Calvo

OHL ha sufrido esta semana una descomunal presión vendedora que le ha costado casi un tercio de su capitalización. Y podría haber sido mucho peor de no ser por la remontada protagonizada en la recta final de la sesión del viernes.

En el conjunto de las cinco últimas sesiones, la cotización de la constructora presidida por Juan Villar-Mir ha acumulado un retroceso del 31%, hasta los 2,279 euros. En dinero, este descenso se traduce en que su capitalización ha adelgazado en más de 300 millones de euros. Si despidió julio en los 988 millones de euros, acaba la primera semana de agosto en los 681 millones.

Y aún podría haber sido peor. Durante la mañana del viernes, sus títulos llegaron a caer un 18% y entregaron claramente la cota de los 2 euros, algo que no ocurría desde los años 90 -ver gráfico-. Únicamente la reacción protagonizada en la parte final de la sesión, reflejada en una subida diaria final del 8%, evitó un descalabro mayor y permitió que la cotización se mantuviera sobre los dos euros.

© Proporcionado por Bolsamanía

La elevada negociación que ha registrado OHL constata que ha sido el valor protagonista de la semana dentro del Mercado Continuo. Solamente este viernes se han contratado 20,5 millones de títulos, cuando su media diaria en 2016 se limita a 3,1 millones. Y en el conjunto de la semana se han movido casi 70 millones de títulos, un volumen sin precedentes y que significa que ha cambiado de manos el 23,3% del capital.

PREMIO PARA LOS BAJISTAS

El descalabro de OHL en las últimas sesiones ha sonado música celestial para los fondos con posiciones bajistas en el capital de la constructora, entre los que también ha habido movimientos. Según los datos que recoge la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Oxford Asset Management posee la mayor posición corta, equivalente al 1,1% del capital. En el caso de BlackRock, se mantiene con un 0,49% del capital, pero esta semana ya ha reducido en parte su posición, primero al 0,57% el martes y luego al 0,49% el jueves.

Junto lo contrario ha hecho un viejo conocido de la compañía: Marshall Wace. Tras haberse retirado de la constructora a finales de 2015, ha retomado sus posiciones bajistas con dos zarpazos. Primero el miércoles alcanzó el 0,72% del capital y un día después lo amplió al 0,86%.

DUDAS CRECIENTES

Aunque las ventas hicieron acto de presencia el 28 de julio, la presión bajista se ha hecho especialmente visible a partir de los resultados publicados el pasado viernes. En el primer semestre de 2016, el beneficio de OHL se hundió un 94%, hasta los 3 millones de euros. Aunque las ventas crecieron un 8%, hasta los 2.076 millones de euros, como el beneficio bruto de explotación (ebitda) también descendió -en su caso, un 10,5%, hasta los 385,4 millones de euros-, las dudas comenzaron a aflorar.

Se centraban, en particular, en la capacidad de la empresa para hacer frente a su deuda neta, que en total alcanza los 3.510 millones de euros pese a que desde junio de 2015 ha adelgazado en 500 millones de euros. Esos recelos se multiplicaron el miércoles. Ese día, la agencia de calificación Moody's rebajó el rating de la constructora en un peldaño, desde B2 hasta B3, y dejó la puerta abierta a más recortes, porque lo situó en perspectiva "negativa".

La agencia recela de la generación de caja de la constructora y, por tanto, de su capacidad para mejorar los niveles de deuda y hacerlos más sostenibles. Estas sospechas se tradujeron en un desplome del 24%, hasta los 2,109 euros, en la jornada del miércoles, en la que se encendieron ya todas las alarmas.

Sólo la postrera reacción del viernes impidió que el castigo fuera a más. Pero las dudas persisten entre los inversores. Y solo el equipo gestor de OHL puede desterrarlas.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon