Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pánico vendedor en OHL tras desplomarse un 42% en cinco sesiones: ¿dónde presenta soportes?

Bolsamanía Bolsamanía 04/08/2016 José María Rodríguez

La espiral bajista en la que están entrando los títulos de OHL comienza a ser realmente preocupante. Muchos son los inversores, asustados y nerviosos, que recuerdan lo que hace un año pasaba con Abengoa cuando de un día para otro comenzó a desplomarse en un movimiento parecido al que estamos viviendo estos días en la constructora.

OHL es un título por el que nos preguntan mucho en los 'Consultorios' y del que venimos diciendo, a lo largo de todo 2015 y hasta el día de hoy, que es fuertemente bajista. Y no es que nos empecinemos en ello porque sí, tan sólo hay que mirar al gráfico con sinceridad y ver la impecable sucesión de máximos y mínimos decrecientes que nos está dibujando el precio. Y construyendo máximos y mínimos decrecientes sólo cabe seguir haciendo una cosa: bajar. Evidentemente asistiremos a violentos rebotes al alza, pues nada cae indefinidamente sin su correspondiente fase de reacción. Pero la pregunta del millón de dólares es, ¿desde dónde? ¿Comenzará a rebotar desde aquí? ¿Desde el soporte de los 1,60-1,65 euros? ¿Desde el euro? Lo único que sabemos es que desde el punto de vista técnico ya no hay soportes de ningún tipo hasta la zona de los 1,60-1,65 euros.

Por otro lado muchos son los inversores que se empiezan a preguntar si podemos estar ante un caso como el de Abengoa. Evidentemente no lo podemos saber. Simplemente, un servidor que es analista técnico, se limita a analizar lo que dice el precio y nada más. Pero es que normalmente el precio recoge mucha más información de la que conoce el público en general. Ni mucho menos quiero decir que OHL vaya a terminar como Abengoa, no lo sé. Y por el bien del pequeño inversor confío en que no sea así. Pero estas caídas tan salvajes, con tanto volumen, y sin muchas noticias de peso detrás no me gustan nada. Son muchos los casos de compañías que empezaron así: La Seda de Barcelona, Gowex, Abengoa, etcétera. Insisto, no queremos decir que vaya a pasar lo mismo porque no lo sabemos, pero lo que sí sabemos es que el precio no puede ser más bajista. Y el precio, al final, es el que tiene siempre la última palabra.

© Proporcionado por Bolsamanía

Gráfico mensual - OHL

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon