Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

París y Frankfurt dan la bienvenida a los banqueros de Reino Unido tras el Brexit

Bolsamanía Bolsamanía 04/07/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

La City de Londres es el principal centro financiero de la Unión Europea, pero podría dejar de serlo en los próximos años, ante la posibilidad de que muchas entidades desplacen sus operaciones a otras ciudades del viejo continente como París o Frankfurt. La mayoría de economistas ya habían advertido antes del referéndum del riesgo del Brexit para el sector financiero.

Se trata de un sector de importancia capital para la economía británica. No en vano, alrededor del 11% de todos los impuestos cobrados en Reino Unido proviene de la industria financiera, y de esta cantidad el 60% lo pagan los propios empleados, según estudios realizados por la City of London Corporation recopilados por MarketWatch. De hecho, los registros de las autoridades fiscales de Reino Unido muestran que los empleados de banca pagaron alrededor de 18.000 millones de libras en impuestos entre 2014 y 2015.

Parte de esos ingresos fiscales podrían peligrar ahora en función de cómo se desarrolle la ruptura entre Reino Unido y la Unión Europea. El presidente de HSBC, Douglas Flint, ha dicho que en torno a 1.000 empleados de la división de banca de inversión, el 17% de la plantilla, podría pasar a trabajar en París si hay un 'Brexit duro', recoge MarketWatch, mientras que los analistas de Jefferies estiman que hasta 100.000 puestos de trabajo de todos los sectores financieros podrían moverse desde Reino Unido a Europa.

ATRAER BANCOS Y ORGANISMOS POR EL BREXIT

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Saenz de Santamaría, ha anunciado que el Gobierno creará un grupo de trabajo para atraer bancos y oficinas de la UE que ahora están en Londres, así como la sede de la Agencia Europea del Medicamento o la de la Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés). Este grupo estará coordinado desde vicepresidencia con el objetivo de atraer entidades y organismos que ahora residen en la city londinense.

Tras la primera reunión del Consejo de Ministros después de las elecciones generales del pasado domingo, que ha estado presidida por el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, Sáenz de Santamaría ha anunciado que España pujará por acoger la sede de la EBA, que justo esta semana recalcaba su intención de abandonar la sede actual de Londres para establecerse en otra capital de un país que esté dentro del mercado único europeo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon