Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Paramés, esto es lo que te has perdido en dos años fuera de la industria de fondos

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 22/09/2016 Óscar Giménez

Vuelve Francisco García Paramés. Su regreso provoca una expectación como si fuera una estrella de rock o un futbolista, pero es un gestor de fondos. Con amplia trayectoria y muy bien considerado, es apodado por muchos como el Warren Buffett español. Mañana termina el periodo de dos años en el que no podía trabajar en la industria tras haber dejado Bestinver, por cláusulas de su antiguo contrato. Su esperada vuelta se producirá a una industria que refleja cambios notables, pero que sigue dominada por los bancos.

El 23 de septiembre de 2014 Paramés anunció su marcha de Bestinver, la gestora de Acciona. Tras 25 años trabajando en el sector, el 'gurú' del estilo de inversión 'value' o inversor se alejaba de la industria. El proceso de discrepancias entre gestor y entidad derivó en un duro golpe para Bestinver y en Paramés sin poder trabajar. En el primer caso, por reembolsos netos de 2.000 millones de euros en tres meses, con una disminución del patrimonio desde 5.000 millones hasta la cifra de 4.000 millones con la que consiguió estabilizarse a principios. El Buffett español, por su parte, ha tenido prohibido trabajar en la competencia durante dos años.

Este periodo expira ya. Ahora, los veteranos de la industria dan por hecho que recalará en azValor, la firma que impulsaron algunos de sus ex compañeros de Bestinver como Álvaro Guzmán de Lázaro, Fernando Bernad o Beltrán Parages. Sin embargo, lo único confirmado es que el 4 de octubre presentará su nuevo libro 'Invirtiendo a largo plazo'.

Paramés dejó la industria con 188.625 millones de patrimonio, y si se reincorpora en septiembre, lo hará con un dato de 224.725 millones, el más alto desde febrero de 2008. “El sector ha crecido en patrimonio por la baja rentabilidad que ofrecen otros activos, debido a las políticas monetarias. Además, los bancos no tienen ya que fortalecer tanto su balance, con lo que en vez de depósitos pueden promocionar fondos de inversión”, señala Fernando Luque, editor de Morningstar España.

“Más que por una demanda fuerte el patrimonio ha crecido dirigido por los bancos”, agrega Luque. La industria sigue, por lo tanto, muy bancarizada. Así lo muestran las estadísticas de la asociación de gestoras, Inverco. Las firmas con mayor volumen de patrimonio son las divisiones o filiales dedicadas a la gestión de activos de las entidades financieras tradicionales. Sólo las gestoras de CaixaBank, Santander y BBVA gestionan el 46% del total de activos en la industria, frente al 44% de hace dos años.

No en vano, según el tercer estudio del Observatorio Inverco, publicado esta semana, el 70,9% de los partícipes encuestados asegura haber contratado sus fondos a través de su banco. Entre el resto de las opciones destacan a través la web de una gestora (18,7%), asesor personal (16,3%) o plataformas de fondos en Internet (7,2%). Otra prueba del peso de los bancos en la distribución y gestión de fondos es en que una de las tres cuestiones que más valoran los inversores es que sea una entidad grande, junto a la propia rentabilidad de los fondos y la experiencia en determinados mercados financieros.

Lo anterior contribuye al hecho de que dos de cada tres inversores no sepa que hay un equipo profesional de gestores manejando el dinero que ha posicionado en uno o varios fondos, según el estudio del Observatorio Inverco. "Es algo que nos preocupa. Tenemos por delante una labor importante al respecto. Hay mucho margen de mejora, especialmente con el porcentaje que cree que el distribuidor es también el gestor", reconoce Gonzalo Meseguer, miembro del Observatorio. "Hay que poner en valor el trabajo de los gestores que así los inversores valorarían más el producto", agrega Ángel Martínez-Aldama, director del Observatorio Inverco.

¿HACIA OTRA INDUSTRIA?

“Los bancos todavía acaparan gran parte de la distribución. Pero es algo que tenderá a cambiar”, opina Martín Huete, ex director general de Caja España Fondos y de Gesduero y ahora en Axon Partners Group y en Finizens. “Los bancos acabarán siendo sólo sitios para contratar productos, no grandes gestores”, agrega.

Huete reconoce que este proceso llevará tiempo, y que por ahora no se ha producido. De hecho se ha agudizado la concentración de patrimonio en las gestoras de los grandes bancos. Para que se cumpla su pronóstico, cree que jugará un papel clave la plataforma de fondos de inversión que prepara Bolsas y Mercados Españoles (BME), en la que los inversores podrán abrir cuentas de valores con las que comprar y vender participaciones de fondos como si fueran acciones.

En Morningstar todavía están expectantes ante una plataforma de la que se empezó a hablar hace ya seis años. “Habrá que ver cómo se articula, con qué gama de productos, si se facilitan los traspasos entre las gestoras sin problemas y con rapidez, y si contribuye a disminuir las competiciones”, señala Luque.

© Proporcionado por Bolsamanía

El experto recuerda que ya hay varias plataformas de fondos con arquitectura abierta, en las que los inversores pueden acceder a multitud de productos, como Inversis, Renta 4 o Tressis. “El problema no es sólo la oferta, es que el inversor no sabe qué producto elegir. La plataforma de BME será importante si consigue disminuir las comisiones”.

Luque hace así hincapié en la necesidad de reducir los costes que soportan los partícipes, que se han elevado en promedio entre 2013 y 2016, desde el 1% hasta el 1,09%, al contrario que la tendencia general en Europa. Además, el editor de Morningstar España denuncia que hay muchos fondos que prácticamente son de gestión pasiva pero cobrando como si fueran de gestión activa, y a los que denominan closer indexers. “Estos productos, que no crean valor añadido, acabarán desapareciendo”, vaticina al respecto Martín Huete.

GESTORAS QUE AÑADEN VALOR

No obstante, mientras que los viejos vicios de la industria siguen arraigados, también han surgido pequeñas gestoras o boutiques que “apuestan por la gestión activa y tienen fondos que crean valor añadido”, señala Luque. “Claramente es la parte buena del crecimiento de la industria estos años, aunque aún los productos más vendidos sean otros”, añade.

En total, ya hay 102 gestoras funcionando en España, que se quedarán en 101 en el momento en el que desaparezca la de Catalunya Caixa por su fusión con BBVA. La ampliación de la oferta se produce en un sector que de por sí, según argumenta Luque, hay un elevado número de fondos con bajo patrimonio en promedio, en comparación con otros países, lo que “resta eficiencia a la industria”. Pero muchas de estas jóvenes gestoras, matiza, han llegado para aportar valor, con lo que la incidencia es positiva.

También sirve para endurecer la competencia a Paramés, que tendrá difícil seguir siendo la referencia en 'value', el estilo de inversión que difundió primero Benjamin Graham y popularizó después el célebre inversor estadounidense Warren Buffett. Bestinver, comandada ahora por Beltrán de la Lastra, ha seguido apostando por esta filosofía como telón de fondo de sus principios de inversión. También azValor, algo que podría reforzar Paramés.

Además, también hay otros ejemplos destacados, como el de Iván Martín, que fundó Magallanes Value tras abandonar Santander AM en 2014, o productos que superan en renta variable española al promedio de su categoría. Es el caso del Iberian Value de Alpha Plus, el W4i Iberia Opportunities de W4i Investment Funds o el Metavalor de Metagestión. Fernando Luque y Martín Huete coinciden: Paramés se va a encontrar con más competencia, para beneficio del inversor.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon