Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Paramés tiene claro con quién compite: "El objetivo es ganar a la banca"

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 05/10/2016 Óscar Giménez

La nueva gestora de Francisco García Paramés verá la luz pronto, aunque todavía no hay fecha confirmada ni nombre. Al menos, no de forma pública. El gestor de fondos sí da algunas pinceladas del nuevo proyecto, y asegura que aunque hay más competencia en el segmento de estilo de inversión 'value' o valor, la industria sigue bancarizada y ganar a los bancos es el objetivo.

Paramés (La Coruña, 1963) no estará sólo en su nuevo proyecto. El gestor apodado como el 'Warren Buffett español', señala en entrevista con Bolsamanía que la gestora tendrá un equipo de ocho o diez profesionales entre analistas y gestores. Asimismo, contará con “cuatro o cinco productos, parecido a lo que hacíamos antes”, y que tendrán su réplica en Luxemburgo para el mercado internacional. Ofrecerá tanto fondos de inversión como pensiones. Cuando abandonó Bestinver, la gestora de Acciona tenía cinco fondos de renta variable nacional e internacional y otros dos productos mixtos, además de tres planes de pensiones.

Mientras ultima los preparativos con el objetivo de que la gestora esté en funcionamiento a principios de 2017, Paramés se plantea asesorar sobre fondos de inversión antes de lanzar la gestora y centrarse en ella, especialmente si el proceso se demora, según ha reconocido en la rueda de prensa previa a la entrevista, repleta de periodistas y de otros jugadores del sector que se dieron cita en el Club Financiero Génova.

© Proporcionado por Bolsamanía

LA INDUSTRIA ES AHORA “MÁS ATRACTIVA”

“Tengo similares sensaciones e ilusión a cuando empecé con Bestinver con 26 años (en 1989). Hay similitudes, como empezar desde cero y mirar nuevamente por primera vez algunas empresas”, señala en la entrevista Paramés, aunque recuerda que entonces llegaba a un proyecto que se había lanzado un año antes y ya estaba en el mercado, al contrario que ahora.

Sin embargo, la industria española de fondos ha evolucionado. Tanto durante su trayectoria en Bestinver como en los dos últimos años. La gestora de Acciona mantiene la filosofía 'value' con buenos resultados en rentabilidad, Iván Martín impulsó Magallanes, y sus ex compañeros Álvaro Guzmán de Lázaro, Fernando Bernad y Beltrán Parages hicieron lo propio con azValor, gestora a la que muchos pensaban que se iba a incorporar. En este sentido, no ha dado nombres, pero sí ha señalado: “Los proyectos que he estado viendo este tiempo exigían compromisos que no me quedaban claros”.

Paramés reconoce a Bolsamanía que ahora tendrá más competencia en renta variable española: “Tienen carteras muy buenas, muy difíciles de superar. Pero el mercado es muy grande y yo siempre he competido con todo el mundo, con gente de dentro y de fuera de España”.

Aun así, el 'enemigo' es otro. La industria sigue totalmente bancarizada, con las entidades financieras copando mes a mes los primeros puestos en los rankings de captación de patrimonio. El 70% de los fondos se contratan en España a través de una sucursal, según el III Observatorio Inverco. “Más que pelearnos entre nosotros (gestoras independientes), el objetivo tiene que ser ganar a la banca, que sigue dominando la industria”, agrega el gestor.

UNA GESTORA MUY 'VALUE'

El 'gurú' de renta variable español reitera que el estilo de inversión será 'value' o valor, una filosofía de la que presumen muchos gestores, pero “pocos lo hacen en realidad”, asegura. Su convicción se resume en buscar activos devaluados para generar valor con un horizonte temporal de largo plazo: "El objetivo tiene que ser siempre invertir en activos reales mejor que en los financieros, y la historia nos demuestra que las acciones es el mejor activo real".

Asimismo, asegura que le gustan las empresas "viejas", ya que "dan más tranquilidad". Descarta, al menos por ahora, las tecnológicas. Paramés se centró en el ejemplo de Google: "Para mí es una empresa nueva, no le acabo de coger el truco, necesito más tiempo".

Un sector que sí podría encajar en los planes de inversión de Paramés es el financiero. Pocos analistas optan por recomendar bancos, en un entorno en el que sus cuentas se ven castigadas por la política monetaria ultraexpansiva del Banco Central Europeo (BCE). Precisamente por eso, señala que podría optar por estos títulos por sus 'bajos precios' actuales en el parqué, aunque matiza a Bolsamanía: “Aún lo estoy estudiando y no he alcanzado una conclusión, pero puede ser interesante ahora que todo el mundo odia estos valores”.

Paramés asegura así que ha estado estudiando nuevas posibles inversiones durante los dos años en los que, por la cláusula de su antiguo contrato de Bestinver, no podía trabajar en ninguna otra gestora. En este periodo, en el que ha vivido en Londres con su familia, se ha dedicado también a escribir el libro 'Invirtiendo a largo plazo'.

CRÍTICAS A LOS BANCOS CENTRALES

Precisamente sobre los bancos centrales, el veterano gestor lanza una opinión muy crítica. “Este experimento no nos va a llevar a ningún sitio, no están fomentando el crédito porque los problemas son otros”, asegura Paramés, que por ello reitera su preferencia por los activos reales, como “la única forma de protegerse ante la devaluación de las monedas, que es lo que llevan intentando varios años todos, especialmente el Banco de Japón”. La parte buena, agrega, es que “si lo consiguen habrá un repunte del precio de las acciones”.

De esta forma, hila su pensamiento con el de la escuela austriaca, que ha sido clave en su proceso inversor. “Son los economistas menos matemáticos, casi filósofos, pero los que mejor ayudan a entender lo que sucede en la economía. Y aunque es imposible predecir la economía, se acercan más”, añade Paramés. De hecho, en la presentación del libro, el director editorial de los sellos Ediciones Deusto, Roger Domingo, aseguró que 'Invirtiendo a largo plazo' es un recopilatorio de las convicciones de Paramés y un homenaje de éste a la obra 'Teoría e Historia' de Ludwing von Mises.

SU VERSIÓN SOBRE LA RUPTURA CON BESTINVER

'Invirtiendo a largo plazo' es un libro que recopila las convicciones de inversión de Francisco García Paramés, pero también supone una breve biografía de su trayectoria. Un historial ligado hasta el 23 de septiembre de 2014 con Bestinver, hasta tal punto que ambos nombres propios se asociaron durante décadas en el sector.

“Estuvimos negociando 15 meses, las negociaciones no avanzaban y decidí salir. Mi anuncio fue probablemente brusco, pero ofrecí una transición tranquila que no se aceptó. Creo que hubo errores de las dos partes”, señala el ex 'jefe de filas' de Bestinver. “En Bestinver teníamos un buen trabajo en equipo. Después se demostró que las carteras eran estupendas, y mis ex compañeros y Beltrán de la Lastra hicieron una gran labor”, añade.

En el libro explica que las discrepancias surgieron cuando en 2013 Paramés comunicó a la familia Entrecanales, que controla Acciona, sus intenciones de mudarse a Londres. “Todo parecía sencillo, pero surgieron algunos problemas en Acciona con mi marcha a Londres y, después de meditarlo durante todo el verano de 2013, decidí que en nuestro tipo de negocio, que es casi artesanal, los gestores deben tener el control de la gestión de la empresa, no sólo de la gestión de las inversiones”, escribe el autor de 'Invirtiendo a largo plazo'.

De esta forma, barajó las opciones de tomar una participación de control en la compañía, diluir el poder de decisión de la matriz con un tercer socio o realizar una separación amistosa. “El proceso fue muy lento, pues la contraparte no tenía muchas ganas de cambiar el status quo”, explica.

Paramés asegura que esperaba una transición sin complicaciones para los clientes. “Pero esto no pudo ser: mi marcha se anunció muy bruscamente, y el error fue en buena parte mío. Pensaba que podría trabajar en breve, de una forma u otra, y que mi salida no sería un problema, pero me equivoqué”. Así, relata que consultó con cinco asesores la interpretación de su contrato. Cuatro le aconsejaron trabajar, y Valerio Hernández-Tavera que esperara dos años. “Tengo fuerte tendencia a evitar la confrontación”, subraya.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon