Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pedro Antonio Sánchez dimite como presidente de Murcia para evitar un gobierno tripartito

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 04/04/2017 Bolsamanía

El actual presidente de Murcia ha anunciado su dimisión 24 horas antes de que comenzase en la Asamblea regional el debate para la moción de censura. Lo ha hecho tras la reunión de la dirección del Partido Popular que había convocado para este martes con carácter "inexcusable". Se rumoreaba que Pedro Antonio Sánchez podría acabar por marcharse para evitar la formación de un gobierno tripartito y así ha sido.

Según ha anunciado el propio partido, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha estado presente en la reunión de la Junta Directiva Regional de los 'populares' de Murcia. Una reunión cuya asistencia era "obligatoria". En ella el dirigente ha dicho que Sánchez "ha tomado la peor de las decisiones para él, pero la mejor para Murcia y para el PP", y ha alabado el ejercicio de responsabilidad que ha hecho el murciano porque ha entendido que la región "no merece ser gobernada por quien no ha ganado las elecciones". En la rueda de prensa en la que ha anunciado su marcha, Sánchez ha dicho que el tripartito "estaba cerrado", que ya había un acuerdo "hecho" entre PSOE, Podemos y Ciudadanos, y que por eso ha decidido dar este paso.

Y en un comunicado emitido antes de comparecer ante los medios, Sánchez ha transmitido su "voluntad personal e irrevocable de dimitir como presidente de la comunidad autónoma de la Región de Murcia", y ha aprovechado para agradecer "la gran oportunidad y el alto honor" que ha tenido para servir al "interés general de la región y, con ello, a España". "Y esa misma responsabilidad me lleva a tomar esta decisión. Lo hago únicamente pensando en lo que conviene a Murcia, convencido de que así, en este momento, también ayudo al presente y futuro de esta Región. Este ha sido siempre mi gran compromiso y convicción", añadía en la mencionada nota.

Precisamente esta mañana, antes de conocerse la dimisión del 'popuar', ha hablado la secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, sobre este asunto y ha asegurado que el "sentido de la responsabilidad" del presidente de Murcia es tal que hará "lo mejor" para los murcianos y defenderá "el interés" de sus ciudadanos, algo que, según ha dicho, pasa por que esta región "no pueda tener de ninguna manera un gobierno tripartito". Lo ha dicho en una entrevista en TVE, en la que ha remarcado que la situación que vive Pedro Antonio Sánchez es "profundamente injusta" y ha defendido su presunción de inocencia.

Y tras la dimisión se ha conocido también que el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, conversó con Pedro Antonio Sánchez para dar una salida a la crisis abierta en la región. Pese a la dimisión, fuentes del partido han indicado que el ya expresidente murciano mantendrá su escaño en la Asamblea regional y también seguirá al frente del partido en esta comunidad, cargo que revalidó en el congreso regional celebrado el pasado 18 de marzo. Ahora, tras su marcha, ha propuesto al coordinador general del PP murciano, Fernando López Miras, como su sucesor.

La convocatoria de la reunión se ha producido tan sólo unas horas antes de que comenzase el debate de la moción de censura presentada por el partido socialista contra el gobierno regional murciano, que se iba a votar este jueves 6 de abril. Los socialistas aprobaron en la jornada del martes el programa de gobierno que plantearían en la moción de censura de mañana y pasado, aunque tras lo ocurrido este martes han decidido retirar la moción. Aún así, los socialistas consideran insuficiente lo ocurrido por lo que han hecho un llamamiento al resto de los grupos de la oposición (Ciudadanos y Podemos) para seguir trabajando "por un gobierno de cambio y de regeneración" en Murcia.

© Proporcionado por Bolsamanía

LA AUDIENCIA VE INDICIOS DE FRAUDE Y COHECHO

El magistrado de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, que investiga presuntas irregularidades en Murcia en el marco de la trama Púnica, ha elevado el pasado lunes la exposición razonada al Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJM) de la parte relativa al presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez, a quien le atribuye la posible comisión de los delitos de fraude, cohecho y revelación de información. En su exposición razonada, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 justifica su decisión de enviar la causa a Murcia en que el investigado concertó trabajos con el informático experto en reputación en Internet Alejandro de Pedro para "limpiar" con dinero público su imagen en las redes sociales con motivo de la campaña para las elecciones a la presidencia de la región en 2015.

Con esta acción "lastimó los intereses de la Administración Pública que no debe correr con semejantes gastos particulares", según precisa el magistrado, que añade que en el momento de los hechos, Sánchez era consejero de Educación y concertó este acuerdo para lavar su imagen "dada la cantidad de investigaciones penales a las que había y estaba siendo sometido por su actuación pública". En concreto habla de que el 70% de las informaciones sobre su persona en Internet "eran negativas".

Velasco explica que los trabajos reputacionales, presupuestados en 4.600 euros al mes durante siete meses con un coste total de 32.000 euros, son constitutivos de delito de fraude porque, aunque no se llegaron a cobrar, dado que días después estalló la trama Púnica, sí existió "acuerdo y concertación" afectando a los intereses de la Administración puesto que serían facturados bajo conceptos y con dinero público relacionado con partidas para "formación" de la Consejería de Educación.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon