Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pedro Sánchez promete bonificaciones a las empresas que contraten a parados de larga duración

Bolsamanía Bolsamanía 23/05/2016 Bolsamanía

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha prometido este lunes que, si es elegido presidente del Gobierno tras las elecciones del 26 de junio, concederá bonificaciones a las empresas que contraten a parados de larga y muy larga duración. Ha anunciado un "plan de choque" si llega al Ejecutivo para la inserción laboral de estos desempleados y que pasa por poner en marcha las políticas necesarias para, por un lado, que encuentren trabajo y, por otro lado, evitar la cronificación de ese desempleo de larga duración.

Así lo ha anunciado en un desayuno informativo en Madrid, donde Sánchez ha recordado que en España hay actualmente más de 2,7 millones de parados de larga duración, es decir, los que llevan más de un año desempleados, y que de ellos aproximadamente el 75% son considerados de muy larga duración por llevar más de dos años, lo que significa unos 640.000 más que cuando Mariano Rajoy llegó a La Moncloa.

Por eso, ha anunciado una política de prestaciones públicas para las empresas privadas que implicará la puesta en marcha de bonificaciones del cien por cien en las cotizaciones a la Seguridad Social durante el primer año y del 50 por ciento durante el segundo año.

PLAN DE FORMACIÓN PARA JÓVENES

El candidato socialista a La Moncloa también ha adelantado la puesta en marcha de un plan de formación para los en torno a 700.000 jóvenes que abandonaron los estudios en la ESO y que actualmente se encuentran desempleados. Para Sánchez, en esta campaña para las elecciones del 26 de junio hay que "hablar de las grandes cuestiones", ofreciendo "soluciones" a los españoles y no buscando "el voto del miedo ni el del rencor", sino el de la "ilusión".

En cuanto al comentario que hizo la semana pasada su 'ministro de Exteriores en la sombra', Josep Borrell, sobre la necesidad de aumentar el gasto militar, el líder del PSOE ha admitido que le parece una "reflexión acertada" a pesar de que él mismo planteó la posibilidad en octubre de 2014 de suprimir el Ministerio de Defensa.

Y además este lunes, el secretario general de los socialistas ha admitido que su "prioridad" es el gasto social, pero ha afirmado que si es investido presidente, su futuro gobierno "fortalecerá el Ejército". "Tenemos un desafío que se llama terrorismo internacional que tiene que ver con los servicios de inteligencia y contrainteligencia, y eso también se llama defensa y tenemos que fortalecerlo", ha señalado Sánchez, quien sin embargo no ha nombrado 'ministro de Defensa' en su grupo de expertos para la campaña electoral.

No se va a recortar el Estado del Bienestar. Haremos una reforma fiscal para que quien más tenga más contribuya. @NewEconomyForum

— Pedro Sánchez (@sanchezcastejon) 23 de mayo de 2016

'RECARGO DE SOLIDARIDAD'

Por otro lado, ha concretado un poco más cómo pretende 'salvar' las pensiones, que financiará a través de nuevas tasas, como anunció hace unos días el responsable del área económica del PSOE de cara a las elecciones, Jordi Sevilla. Tal y como ha dicho Sánchez, su idea es imponer un "recargo de solidaridad" a las rentas y patrimonios más altos para poder sostener el sistema de pensiones, que arrastra un "déficit preocupante".

Sánchez ha reconocido que su ejecutivo no podrá bajar los impuestos, pero sí ha garantizado que no subirá "ni un céntimo" la fiscalidad de las clases trabajadoras. Además, el socialista ha reprochado al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que en España prometa rebajas de impuestos pero en Bruselas se comprometa al mismo tiempo a reducir el déficit público, en referencia a la carta que mandó hace unos días al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, para pedirle que Bruselas no multase a España por incumplir el déficit, y en la que se comprometía a implantar nuevos recortes si el PP repite al frente del Gobierno.

© Proporcionado por Bolsamanía

'SI DEPENDO DE IGLESIAS, NO SERÉ PRESIDENTE'

Y además en este acto Sánchez ha insistido en que sólo habrá cambio si gana su partido y se ha mostrado "convencido" de que no podrá ser presidente del Gobierno si para ello depende de los votos del líder de Podemos, Pablo Iglesias. Tal y como ha defendido, "el problema" que hubo después de las elecciones del pasado 20 de diciembre es que el secretario general del partido morado "nunca" quiso que hubiera un gobierno socialista, y cree que esto sigue vigente.

"Si dependo de los votos de Iglesias nunca seré presidente del Gobierno", ha afirmado Sánchez, que se ha mostrado "convencido" de que el líder de Podemos "nunca apostará por un presidente socialista". Por eso, ha defendido que "votar a Iglesias es votar contra el PSOE.

Si el @PSOE no gana, no habrá cambio. El problema de Iglesias nunca fue el pacto con C's, sino tener que votar a un candidato socialista.

— Pedro Sánchez (@sanchezcastejon) 23 de mayo de 2016

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon