Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pedro Sánchez rechaza que Podemos tenga cuatro grupos en el Congreso

Bolsamanía Bolsamanía 12/01/2016
© Proporcionado por Bolsamanía

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha rechazado este martes que Podemos pueda formar cuatro grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados porque, ha dicho, esta Cámara debe abordar asuntos de índole nacional y corresponde al Senado dirimir los asuntos de carácter territorial. Sánchez ha recordado que en el año 1982 el PSOE ya renunció a tener tres grupos parlamentariosAsí lo ha asegurado el líder de los socialistas durante su intervención ante los parlamentarios socialistas, reunidos por primera vez en el Congreso después de las elecciones del pasado 20 de diciembre. Sánchez ha recordado que en el año 1982 el PSOE ya renunció a tener tres grupos parlamentarios y finalmente agrupó en uno solo a los socialistas vascos y a los catalanes. Ahora, y dejando claro que defiende la "pluralidad" y la "diversidad" de España, ha pedido al conjunto de las fuerzas políticas que no desvirtúen la naturaleza del Congreso, que no es territorial, sino "de índole nacional". Así, y aunque ha insistido en que el PSOE está dispuesto a negociar y acordar y ha reiterado que su voluntad de tender la mano "a izquierda y a derecha es máxima", ha subrayado que los socialistas quieren que el Congreso sea "eficaz, eficiente y útil" y que, de esta manera, se centre en dirimir cuestiones de política nacional, dejando lo territorial para un Senado que pretenden reformar.El secretario general del PSOE ya apuntó este lunes que veía "muy complicado" apoyar esta aspiración del partido de Pablo Iglesias, que quiere disponer de cuatro grupos, correspondientes a las candidaturas con las que se presentó a las elecciones generales: Podemos, Compromís-Podemos en la Comunidad Valenciana, En Marea en Galicia y En Común Podem en Cataluña. Sin embargo, este martes ha sido más claro en su rechazo.INSISTE EN TENDER PUENTES "A IZQUIERDA Y DERECHA"Al margen de esto, Sánchez ha insistido en que va a tratar de "tender puentes a izquierda y derecha" para intentar "construir un cambio progresista para un Gobierno reformista, que es lo que han votado los españoles", una oferta que ayer dirigió expresamente a Podemos y a Ciudadanos y que hoy ha recibido el aplauso de sus diputados y senadores. El líder del PSOE ha admitido que en las pasadas elecciones su partido no obtuvo el resultado que quería, pero ha hecho hincapié en que, "sin haber logrado ese objetivo", es la primera fuerza política del cambio. En el contexto actual, ha dicho, "hablar de cambio hoy en España es hablar del PSOE".El escenario que han proyectado las elecciones del pasado 20 de diciembre es "más complejo y más plural"Sánchez ha reconocido que el escenario que han proyectado las elecciones del pasado 20 de diciembre es "más complejo y más plural", pero ha insistido en que el mensaje que se dio es que el 70% de los españoles votó opciones distintas al PP, es decir, quieren un cambio que el PSOE aspira a liderar. Además, ha apuntado que los españoles votaron a favor de un cambio "progresista y de izquierdas" que deberá ser liderado desde "el diálogo y el consenso". "Y es ahí donde PSOE cobra todo su protagonismo, toda la relevancia que exige el tiempo de nuestro sistema político actual". ha remachado.NI "LÍNEAS ROJAS" NI "MAXIMALISMOS"De esta manera, ha defendido que el suyo es el "único partido que tiene esa capacidad de diálogo" y ha explicado que su intención es ocupar el espacio "central" del tablero político. Para ello, ha avanzado, no vana "teñir" es espacio de "líneas rojas" ni "maximalismos", sino que van a "intentar materializar la expresión de esa voluntad del pasado 20 de diciembre en favor del cambio". Y a eso se dedicará, ha dicho, si fracasa el PP, al que ha reconocido su papel para intentar en primer lugar formar gobierno. Eso sí, ha vuelto a reiterar que no apoyará de ninguna manera la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.Si los 'populares' no lo consiguen, el PSOE se dirigirá al resto de partidos ofreciendo ocho grandes transformaciones: un pacto por la recuperación económica justa; un pacto por la educación; la reconstrucción del Estado del Bienestar; la reconstrucción del pacto de Toledo; un pacto contra la violencia de género; un pacto para regenerar la vida institucional y política; una ponencia para iniciar la reforma de la Constitución y un gran pacto por Europa. En definitiva, ha dicho, hay por delante una "legislatura difícil, compleja, pero apasionante·. "Así que el PSOE actuará al dictado de sus valores, al servicio del cambio y del progreso y en interés de la mayoría de españoles y españoles", ha concluido.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon