Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pedro Sánchez y sus 10 condiciones para negociar con otros partidos

Bolsamanía Bolsamanía 03/02/2016
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. © EFE El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez recibió este martes el encargo del Rey de formar Gobierno, por lo que iniciará este mismo miércoles las negociaciones con otros partidos para lograr el apoyo que necesita para ser investido presidente. No obstante, ya ha avisado de que pondrá sobre la mesa una serie de requisitos que el resto de formaciones deberá aceptar para alcanzar un acuerdo.

Se trata de 10 condiciones que o bien se ha impuesto él mismo o le han marcado los barones del PSOE, pero que sea como sea supeditan su capacidad de maniobra de cara a las conversaciones que va a iniciar para lograr la investidura. Estos requisitos, recogidos por Efe, son indispensables y de obligado cumplimiento para que Sánchez llegue a La Moncloa:

1. Gobierno progresista y reformista

Sánchez quiere formar un gobierno "progresista, reformista y transversal", en el que tendrían un papel protagonista Podemos y Ciudadanos, al considerar que a los tres "les une el cambio". El líder del PSOE apostó en un inicio por una alianza "a la portuguesa", es decir, sólo con partidos de izquierda, pero tras la investidura en Cataluña asumió que no podría contar con formaciones como ERC.

2. Ejecutivo monocolor o en coalición

Pese a tener sólo 90 diputados, Sánchez pretende que el PSOE lidere un gobierno monocolor con apoyos externos que le den estabilidad, o en los que buscar complicidad para aprobar determinadas leyes. Sin embargo, el socialista no ha descartado la opción de gobernar en coalición, bien con Podemos o con Ciudadanos.

3. Programa y no sillones

Sánchez ha defendido que "el cambio no es de personas, sino de políticas, por eso no vamos a hablar de sillones". Así respondió a la oferta de Podemos de repartirse las carteras el Gobierno. El líder del PSOE ha remarcado que lo importante es el para qué y no con quién entablar la alianza, por lo que la base de cualquier negociación tiene que ser "programa, programa y programa" y, en último término, se abordaría la composición del ejecutivo.

4. Ocho grandes reformas

Sánchez ha fijado ocho grandes propuestas sobre las que abordar la negociación. Algunas de ellas implican derogar varias de las principales medidas del Gobierno de Mariano Rajoy, como la reforma laboral o la ley de educación. También propone establecer un ingreso mínimo vital, regenerar la vida institucional y política para luchar contra la corrupción y poner en marcha los debates para la reforma constitucional con el fin de buscar soluciones a la crisis de convivencia en Cataluña.

5. Hablar con todos

Los socialistas han insistido en que van a hablar a "izquierda y derecha" y con todos los partidos, incluyendo los independentistas, aunque con ellos no vayan a gobernar. Sánchez empezará dialogando con Ciudadanos, Podemos, IU y Coalición Canaria. También se reunirán con el PNV, aunque recelan de las condiciones que puedan imponer los nacionalistas vascos.

6. Un mes para intentarlo

Sánchez se ha dado un plazo de entre tres semanas y un mes para intentar lograr su investidura, por lo que se implicará personalmente en las conversaciones "desde el primer minuto". Según ha dicho, está dispuesto a que las negociaciones se lleven a cabo con "luz y taquígrafos" para que los ciudadanos conozcan con total transparencia qué se negocia y qué se acuerda.

7. Sin cordones sanitarios

Pese al distanciamiento con Rajoy por rechazar su investidura 'por activa por pasiva', Sánchez quiere hablar con él porque es consciente de que las grandes reformas que llevaría a cabo si fuera presidente requieren de la participación del PP. "No vamos a buscar ni cordones sanitarios, ni líneas rojas, ni trincheras, ni atalayas", ha dicho Sánchez.

8. No con los independentistas

El PSOE no quiere el respaldo de los separatistas para lograr la investidura de Sánchez, ni tampoco su abstención. "Ni lo buscamos, ni lo queremos, que quede claro", dijo este martes el líder del PSOE, una idea en la que insisten en Ferraz, según recoge Efe. Para tranquilizar a los barones sobre cualquier acercamiento a partidos como ERC y Convergencia, Sánchez ha prometido que no será presidente "a cualquier precio" y no pactará con quien ponga en riesgo la unidad de España.

9. Rechazo al referéndum de autodeterminación

El Comité Federal del 28 de diciembre aprobó una resolución que establecía que "la autodeterminación, el separatismo y las consultas (...) son innegociables para el PSOE y la renuncia a esos planteamientos es una condición indispensable" para negociar. Los socialistas han advertido a Podemos y a su marca afín en Cataluña, En Comú Podem, que no es posible plantear en la mesa de negociación el referéndum para que los catalanes decidan su futuro.

10. Consulta a la militancia

Sánchez sorprendió a propios y extraños en el último Comité Federal celebrado el pasado sábado anunciando que cualquier acuerdo de gobierno lo sometería a consulta entre la militancia, algo inédito en la historia del partido. La propuesta fue interpretada como una manera de sortear a los barones, que validarían el posible pacto de gobierno en el Comité Federal, pero una vez que lo hicieran las bases.

MÁS EN MSN

-PSOE-Podemos: obstáculos y coincidencias para un pacto

-El Rey encarga a Sánchez que trate de forjar una mayoría de gobierno

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon