Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pierde peso con la dieta de las 5 cucharadas, la clave está en controlar cantidades

Bolsamanía Bolsamanía 23/02/2016 Bolsamanía

Parece una dieta "milagro", pero sus defensores argumentan que no solo no lo es, sino que se trata de una manera equilibrada de alimentarse. El secreto está en que cada vez que comamos, lo hagamos en pequeñas cantidades para que nuestro estómago no se dilate.

Según recoge Antena 3, estamos sobrealimentados, en la sociedad occidental se ha generalizado el paradigma de que comer es igual a disfrutar y esto ha llevado a que la obesidad sea un gran problema en muchos países. Uno de los problemas tiene que ver con la dilatación del estómago: con la ingesta de cantidades elevadas de comida, las paredes del estómago comienzan a darse de sí, con lo que aumenta la cantidad de comida que puede albergar. Por ello nuestro cuerpo reacciona pidiéndonos más y más.

La dieta de las 5 cucharadas busca revertir esa tendencia a partir de un principio muy simple: nada de restringir los alimentos que podemos comer, pero si las cantidades. Lo que busca esta dieta es que en cada ingesta comamos el equivalente a 150-200 gramos, suficiente para recargarnos de energía y para que nuestro estómago no aumente de tamaño.

Pero dado que nos estamos alimentando con menos cantidad es necesario aumentar el número de comidas diarias, pasando de tres a cinco o incluso seis. El hecho de comer frecuentemente evita que, además, pasemos hambre (ya que el azúcar en sangre no varía de forma dramática.

Este sería un ejemplo de menú de la dieta de las 5 cucharadas:

Desayuno: 3 cucharadas soperas de queso fresco con 2 cucharadas de avena. Fruta y té.

Media mañana: una fruta, ensalada de frutas o yogur con frutas.

Almuerzo: 5 cucharadas de arroz, puré de patatas, guiso de verduras o legumbres. También se pueden combinar 3 cucharadas de algo de esto y 2 cucharadas de pollo.

Merienda: 200 gramos de yogur o alguna verdura como pepino o tomate. También se puede preparar un sándwich de pan con queso y frutos secos (siempre que no supere los 200 gramos)

Cena: 5 cucharadas combinadas de pescado, puré, un plato de verduras, etc.

Antes de ir a dormir: Un yogur.

Las únicas restricciones que hay en esta dieta tienen que ver con las bebidas azucaradas, los dulces y la bollería, que no deberían estar presentes en ningún caso. De igual modo, el menú de ejemplo que hemos puesto anteriormente refleja las opciones más saudables posibles.La dieta también se puede seguir con fritos o alimentos ricos en hidratos de carbono pero esto conllevará una pérdida de peso más lenta.

© Proporcionado por Bolsamanía


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon