Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Plano, plano... El Ibex se queda agazapado a las puertas de los 11.000

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 24/05/2017 Nieves Amigo

Hace dos veranos las cosas no fueron muy bien para las bolsas mundiales a raíz de esa famosa crisis de los mercados chinos que hizo mucho daño y que se alargó durante meses. Si en China hay crisis, el mundo entrará en crisis, decían por aquel entonces los expertos, recalcando la idea de que el gigante asiático es mucho gigante y de que sus problemas tienen una envergadura mucho mayor de la que pueda tener cualquier problema en otra parte del mundo.

Pues bien, este miércoles la agencia de calificación Moody's resucita el 'fantasma' de la crisis china con esa decisión de rebajar la calificación crediticia de la segunda economía del mundo hasta 'A2' desde Aa3'. Según estos expertos, Beijing verá cómo su fortaleza financiera se va "erosionando" poco a poco en los próximos años. Esta decisión ha provocado caídas en el yuan y también en las bolsas chinas, con retrocesos en el Shanghai del 0,7%. Sin embargo, las bolsas europeas (el Ibex lleva toda la sesión plano, en niveles de 10.910 puntos, en línea con el resto de plazas) continúan 'manteniendo el tipo' a pesar de que esta noticia sobre China se suma a las últimas novedades negativas, como las tensiones políticas de Estados Unidos, la crisis de Brasil o la persistencia del terrorismo internacional tras lo ocurrido en Manchester.

Respecto a Estados Unidos, hoy el presidente Donald Trump ha mantenido un encuentro con el Papa Francisco. Curiosamente, los legisladores estadounidenses están preparando el próximo presupuesto para el país, que incluye la petición de Trump de recortar 3.600 millones en gastos, con reducciones en los programas de asistencia médica y asistencia alimentaria para los más pobres.

© Proporcionado por Bolsamanía

Mientras tanto, Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), ha visitado Madrid. El organismo ha publicado hoy su último Informe de Estabilidad Financiera y ha advertido de que aumentan los riesgos de sostenibilidad de la deuda en medio de la revaluación de los mercados de bonos y de la incertidumbre política en algunos países. Esta tarde (ya con las bolsas europeas cerradas) se darán a conocer las actas de la última reunión de la Reserva Federal (Fed).

Mario Draghi ha puesto el acento de su discurso sobre el sector financiero. El banquero italiano a aprovechado su intervención para hablar del impacto de sus estímulos sobre el negocio bancario. El banquero defiende que las medidas que ha tomado el banco central como respuesta a la crisis. Estas medidas, sostiene Draghi, "han permitido un entorno más largo de tipos de interés amplio sin efectos negativos en la estabilidad financiera", lo que a su juicio ha sido fudamental para la recuperación económica y para aplacar las turbulencias financieras.

Todo esto después de que el Ibex reconquistara este martes los 10.900 puntos tras subir un 1%. Desde el punto de vista técnico, el índice hizo ayer una 'envolvente alcista' -tras haber arrancado la sesión a la baja- y, además, superó la directriz bajista de muy corto plazo. El selectivo vuelve a cotizar cerca de los 11.000 puntos muy condicionado, eso sí, por lo que hagan los bancos, que fueron los que ayer lo catapultaron al alza.

Por último, recordar que el petróleo sigue en 'en el ojo del huracán'. A estas horas suma un 0,2% arriba y el Brent sigue por encima de los 54 dólares a la espera de lo que haga mañana la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo). Las expectativas pasan por una extensión de los recortes actuales durante nueve meses más, hasta marzo del año que viene.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon