Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Popular es vendido tras ser declarado "inviable" y para proteger a los depositantes

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 07/06/2017 Pedro Calvo

Ya está. Banco Popular, un banco histórico, un banco respetado hasta no demasiado tiempo, ya es historia. Acaba en manos del Banco Santander. Pero no lo hace de cualquier modo. Termina así tras ser declarado oficialmente como "inviable".

© Proporcionado por Bolsamanía

"La Comisión Rectora del FROB ha procedido a la venta de Banco Popular a Banco Santander, tras un proceso competitivo, en ejecución de la decisión adoptada por la autoridad de resolución competente, la Junta Única de Resolución, y tras ser declarada inviable por el Banco Central Europeo (BCE)". Este es el tremendo epitafio de Banco Popular. La entidad ya es historia. Y su final no podía ser más duro.

Porque no se trata 'solo' de que acabe en manos de otro, en este caso el Santander. Es que acaba en el banco cántabro tras haber sido catalogado como "inviable" por el BCE tras el "significativo deterioro de la situación de liquidez del banco" y comprobar que la entidad ya estaba en una situación "fallida o casi fallida". En los comunicados remitidos por el Mecanismo Único de Resolución (MUR) y del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) figura hasta la fecha de 'defunción": el banco entró en estado irreversible el 6 de junio. Ayer.

En un Hecho Relevante remitido esta mañana por Banco Popular se ofrecen aún más detalles. El BCE tomó esa decisión, tras constatar que "la entidad no puede hacer frente al pago de sus deudas o demás pasivos a su vencimiento o existan elementos objetivos que indiquen que no podrá hacerlo en un futuro cercano".

De ahí que se hayan precipitado los acontecimientos. De ahí que se activara un procedimiento urgente de resolución y de que se haya articulado con unas condiciones extraordinarias con dos objetivos claros: "A través de esta decisión se garantiza la seguridad de los depositantes de Banco Popular y la ausencia de impacto para las finanzas públicas". Los depósitos quedan así protegidos al 100% y, desde ya mismo, los clientes del Popular operarán bajo el paraguas del Santander. Se ha buscado así "la continuidad ordinaria de sus operaciones, que con carácter inmediato pasan a formar parte de Banco Santander".

Una vez decretada la inviabilidad del Popular, no había tiempo que perder. "El FROB, en estrecha coordinación con la Junta Única de Resolución (JUR) cuya decisión ejecuta, ha podido llevar a cabo el proceso de venta en la noche del 6 al 7 de junio, gracias a los trabajos realizados en los días previos y apoyándose en el proceso de venta privado que ya había comenzado la entidad", precisan las autoridades de resolución. El Banco de España ha dado su conformidad a la operación.

En todo este proceso acelerado, la JUR recibió de un experto independiente una valoración del Popular. En un escenario central, esa valoración arrojó unos valores negativos de 2.000 millones de euros; en uno estresado, se dispararían hasta los 8.200 millones.

A partir de esta información, la JUR ha definido el marco de la operación, que ha deparado que la entidad termine en manos del banco presidido por Ana Botín. "Banco Santander se compromete en el contrato de compraventa a tomar las medidas necesarias para garantizar la continuidad de las actividades, servicios y operaciones de Banco Popular y a proveer la liquidez necesaria para ello. La operación es ejecutiva de forma inmediata; Banco Santander es propietario del 100% del capital desde la firma del acuerdo que se ha producido esta mañana", recoge el comunicado del FROB.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon