Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Popular se dispara en medio de nuevas especulaciones sobre su compra

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 10/05/2017 Nieves Amigo

Desde primera hora de la mañana, Banco Popular ha 'aguantado el tipo' mientras la mayoría de valores del Ibex cotizaba en negativo. De hecho, en este momento sólo siete títulos dentro del índice están en verde mientras que el resto registra caídas, y Popular, mientras tanto, ha aumentado considerablemente sus ganancias y ya suma un 9% arriba, hasta los 0,84 euros.

Este miércoles se han publicado más informaciones relacionadas con la posible compra del banco, y ésta podría ser la causa de este nuevo tirón al alza en sus acciones. Según ABC, Popular se está preparando para una fusión con Santander o BBVA, las dos únicas ofertas, explica el diario citando fuentes financieras, que tendría sobre la mesa una vez descartadas las de CaixaBank o Sabadell. La información añade que la operación se llevaría a cabo siempre y cuando la acción de Popular se sitúe por encima de los 1,2 euros.

Desde el pasado viernes, cuando Banco Popular presentó sus resultados del primer trimestre, el banco ha subido un 18% en bolsa. Su consejero delegado, Ignacio Sánchez-Asiaín, preguntado sobre un posible acercamiento de alguna de las entidades financieras españolas en estos meses, dijo que había conversaciones "continuamente", pero que no había "un acercamiento serio, con contenido", aunque sí "conversaciones de almuerzo", recalcó.

DE LAS PALABRAS A LOS HECHOS

Hasta ahora ha habido muchas palabras pero pocos hechos en Popular, en el sentido de que todo lo que se ha planteado sobre una posible venta del banco o una ampliación de capital no se ha concretado en movimientos formales u oficiales. De hecho, sobre la ampliación de capital, Sánchez-Asiaín quiso dejar claro en la rueda de prensa del pasado viernes que es una opción, no una realidad, y emplazó al verano para tener alguna respuesta concreta sobre este posible movimiento.

Desde que Emilio Saracho hablara en la junta de accionistas del banco del pasado 10 de abril -y lo hiciera de forma bastante clara, algo que también caracterizó las respuestas de Ignacio Sánchez-Asiaín en su primera comparecencia ante los medios la semana pasada-, las especulaciones en torno al futuro de Popular no han parado... y la volatilidad en su cotización tampoco. En las cuatro sesiones siguientes al 10 de abril, Popular se dejó un 27% mientras que, en lo que llevamos de mayo, sube un 26%, y un 37% desde los mínimos del año.

© Proporcionado por Bolsamanía

SANTANDER, BBVA, SABADELL...

Los analistas se muestran reacios a hablar de movimientos corporativos en el sector. Sánchez-Asiaín afirmaba la pasada semana que hay conversaciones entre los bancos desde 2008 pero los expertos no ven claro que vaya a producirse una nueva fase de concentración sectorial... salvo en lo que respecta a Popular.

Los analistas sí esperan una compra de Popular, pero no la consideran inminente y creen que primero el banco deberá acometer el saneamiento de su situación. Desde el banco, su consejero delegado también apunta a la necesidad de hacer un análisis detallado de su situación antes de hablar de más provisiones, de la necesidad - o no- de una ampliación y antes, en definitiva, de plantear cualquier proyecto que luego no vaya a cumplirse, lo que contribuiría a aumentar la desconfianza que, en su opinión, existe en torno a la entidad. Sin embargo, el mercado parece que no quiere esperar y da la impresión de que la compra de Popular será algo inminente.

Sabadell figuraba en muchas quinielas como posible comprador de Popular, pero su consejero delegado, Jaime Guardiola, dijo en la rueda de prensa de presentación de sus resultados del primer trimestre que eso era "ciencia ficción", sin querer comentar más sobre el asunto. Santander, por su parte, recurrió al discurso de que, si les encajan los números, comprarán Popular o cualquier otra cosa, mientras que BBVA no se ha pronunciado al respecto, y eso que, junto a Sabadell, es otro de los favoritos para hacerse con Popular, según las quinielas.

En teoría, todos estos bancos habrían presentado en el pasado ofertas por Popular, si se dan por ciertas las informaciones publicadas en los últimos tiempos en distintos medios, pero ninguna habría cuajado en el contexto de la 'era Ron', cuando la independencia seguía siendo una virtud. De momento, lo único cierto es que Popular está en 'semi-venta' (porque, en principio, si consigue salir adelante por sus propios medios se mantendría independiente), y las especulaciones, sin duda, van a continuar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon