Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

PSOE y PP trazan sus planes de cara a unas nuevas elecciones generales

Bolsamanía Bolsamanía 20/03/2016

© Proporcionado por Bolsamanía Tanto PSOE como Partido Popular siguen intentando trazar su hoja de ruta para el nuevo tiempo político que está viviendo España y dejan en manos de Podemos su futuro ya que la formación morada puede romper los esquemas en cualquier momento.

PSOE y PP siguen dando vueltas a como a deben actuar en este periodo post electoral una vez que no se pudo consumar la formación de gobierno el pasado mes de febrero.

Lo único que queda claro en estos días es que PP y el PSOE tienen las posturas alejadas entre sí y que cada uno está haciendo sus cábalas por su cuenta. Pedro Sánchez firmó hace unas semanas un pacto para formar gobierno, que luego no salió, y Mariano Rajoy ha reiterado públicamente recientemente que no se unirá a ese pacto porque le parece una "desfachatez" puesto que solo busca eliminar todos los avances que ha realizado el PP de cara a la recuperación económica.

PACTO IMPOSIBLE ENTRE PP-PSOE

Con todo este entramado, el PSOE se ve más fuerte que el PP y prueba de ello son las palabras que se filtran desde Ferraz: “A poco más de un mes para que se convoquen elecciones, si ese es el caso, es imposible renunciar a todo lo acordado para empezar de cero. ¿Con qué cara miras al electorado para explicarle que nada de este compromiso iba en serio?”, señalan fuentes del equipo negociador socialista a El País. “Quienes están impidiendo que se forme Gobierno son incapaces de formarlos por sí solos. Los márgenes los conocemos todos. El único modo de evitar nuevas elecciones es que uno de los dos ceda. No hay otra alternativa”, concluye.

Dada que la coalición PP-PSOE queda completamente descartada, la estrategia de ambos es diferente. El PSOE no quiere tampoco compartir gobierno con Podemos y busca a toda costa una abstención que le haga gobernar durante los próximos cuatro años con el beneplácito de Ciudadanos y la semi ayuda de la formación morada.

En cuanto al PP, la estrategia es clara: esperar. Tras negarse a formar gobierno porque no contaba con los suficientes apoyos, desde Génova se cree que Rajoy y el partido no están tan débiles y ya lo han hecho saber. El presidente en funciones ya ha hecho varias declaracions en los que insiste que está "mas fuerte que nunca".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon