Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Puigdemont acusa a la democracia española de permitirse "un juicio político contra un expresidente sin ruborizarse"

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 08/02/2017 Noemí Jansana
© Proporcionado por Bolsamanía

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha tomado la palabra en el pleno del Parlament de Catalunya para ofrecer un discurso sobre el juicio por el 9N que se está llevando a cabo en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TC). Ha citado medios internacionales y a eurodiputados de varias fuerzas en la eurocámara para calificar el proceso de “esperpento” y para hablar de la “preocupación” que el proceso levanta en Europa.

El presidente ha solicitado hacer una comparecencia voluntaria ante el pleno del Parlament, en un hecho excepcional porque no es habitual que el líder del Govern haga una comparecencia extraordinaria. Durante su parlamento, ha criticado duramente al Gobierno de Mariano Rajoy porque, según ha señalado, no ofrecen “ni diálogo ni pactos ni propuestas. Sólo amenazas”.

En esta línea ha ironizado sobre la conversación telefónica que Rajoy mantuvo con el presidente de EEUU, Donald Trump, sobre la que ha dicho que “si uno se ve capaz de hacer de interlocutor de Donald Trump y todo lo que pasa en América Latina y Europa, debería ser más capaz aún de serlo con Cataluña”.

Durante su intervención, además, se ha mostrado muy crítico con el juicio contra el expresidente Artur Mas y las exconselleras Irene Rigau y Joana Ortega por la consulta soberanista del 9N y ha considerado que la democracia española está "enferma" por permitir este proceso judicial.

El Estado puede “desobedecer cínicamente” sentencias de los tribunales, hasta 34, también del Tribunal Constitucional (TC) sin que “pase nada”, ha señalado Puigdemont, quien ha asegurado que el juicio por el 9N “será juzgado por al historia como lo fue la sentencia del Estatut”. “No querer dialogar tendrá consecuencias”, ha sentenciado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon