Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Putin en el punto de mira: 'probablemente' mandó asesinar a Litvinenko

Bolsamanía Bolsamanía 21/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Momentos difíciles para Vladimir Putin: un juez británico señala al presidente ruso en la investigación por la muerte del espía ruso Alexander LItvinenko en Londres en 2006, que falleció envenenado con material radiactivo.Tal y como informa el diario británico The Guardian, la investigación puede "hallar al Estado ruso responsable de su muerte". Las conclusiones de la investigación, hechas públicas por la secretaria de Interior británica, Theresa May, señala El Mundo, determinan la culpabilidad de los ex agentes rusos Dimitri Kovtun y Viktor Ivanov en el envenenamiento con polonio radiactico del espía.El gobierno británico no emprenderá sanciones contra MoscúEl Gobierno británico ha dado sin embargo señales de cautela ante las revelaciones de la investigación y ha indicado que no hay de momento planes para imponer nuevas sanciones económicas o tomar represalias políticas contra Moscú.La investigación oficial, dirigida por el ex juez Robert Owe, informa El Mundo, puede acabar con la apertura de un juicio después de casi 10 años del asesinato de Litvinenko. En sus explosivas conclusiones, el magistrado ha ido más allá y señala directamente a Putin como instigador de la "operación para matar a Litvinenko".HISTORIA DE UN CRIMENEl 1 de noviembre de 2006 el exespía Alexander Litvinenko quedó con sus colegas rusos Andrei Lugovoi y Dmitry Kovtun para hablar de negocios. A las pocas horas del encuentro comenzó a sentirse mal; dos días después fue ingresado y tras 20 días de lucha murió con sus órganos completamente destrozados. ¿La causa? No hay duda, envenemaiento por polonio-210. Pronto se desataron los rumores sobre las causas de la muerte y todo ellos apuntaban en una dirección: supuestamente una venganza del estado ruso. Y es que el exespía trabajó como consultor de seguridad para accionistas que querían invertir en Rusia y colaboró con el servicio secreto británico pasando información relativa a su país. Ahora, la investigación judicial apunta en esta dirección.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon