Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Radiografía de los bancos más grandes del mundo por capitalización bursátil

Bolsamanía Bolsamanía 22/04/2016 Paula Vallejo

Los años en los que el sector bancario tenía una salud de hierro y deslumbraba a los inversores con sus beneficios quedaron atrás. Ahora en un mundo en el que el coste del dinero se encuentra en mínimos históricos, la industria financiera global muestra síntomas de debilidad.

La política monetaria que están llevando a cabo los grandes actores del mercado, como el BCE o el Banco de Japón, está mermando los beneficios de la gran banca. Con el precio del dinero en cero o bajo cero, las entidades bancarias no tienen margen para aumentar sus beneficios, lo que está suponiendo una amenaza para una de las líneas principales de su negocio: ganar con la diferencia entre el precio al que prestan dinero, y el precio al que piden prestado ellos.

LA GRAN BANCA AMERICANA

Aunque la Reserva Federal estadounidense decidiera a finales del año pasado marcar distancias con sus pares al optar por un incremento progresivo de los tipos de interés, el estado de salud de los bancos estadounidenses no es mucho mejor que el del resto de bancos del mundo.

La gran banca americana confiaba en poder empezar a recuperar sus márgenes con la subida de tipos anunciada por la FED, pero el hecho de que ésta haya ralentizado el ritmo de subida del coste del dinero ha sido un auténtico jarro de agua fría para el sector financiero estadounidense.

Pese a que los datos demuestran que el consumo está aumentando y la recuperación parece sólida, el negocio tradicional de la banca de inversión no consigue levantar el vuelo. Prueba de esta situación son las cuentas presentadas para el primer trimestre del año por cuatro de los diez bancos más grandes del mundo por capitalización del mercado.Pero no solo la cuestión de los tipos de interés está empañando el negocio de la gran banca. La caída de la rentabilidad en el mercado de bonos, divisas y materias primas está pasando factura a las grandes entidades bancarias, que se están viendo obligadas a enfocar su negocio hacia otras áreas en un intento desesperado por recuperar la rentabilidad perdida.

Estas cuatro entidades estadounidenses- Wells Fargo, JP Morgan, Bank of America y Citigroup- han reducido sus beneficios en el primer trimestre del año respecto a la cifra obtenida en el mismo periodo del año anterior. No obstante, estas firmas han logrado superar las previsiones de los expertos, que esperan, según Rodrigo García, analista de XTB, que “se produzca un deterioro progresivo en los resultados en los próximos meses”.

Por otro lado, Victoria Torre, responsable de análisis de Self Bank, señala que “el negocio de banca de inversión de las grandes entidades americanas se ha visto muy debilitado ya que la aversión al riesgo de los inversores, la volatilidad del mercado que hemos vivido en los últimos meses y la reducción del negocio por parte de numerosos clientes como las petroleras, debido a la caída del precio del crudo, dan lugar a nuevas presiones al sector bancario”.

Esta situación está pasando factura en Bolsa a los grandes bancos estadounidenses, que en algunos casos acumulan caídas de dos cifras en lo que llevamos de año.

LOS GRANDES DEL GIGANTE ASIÁTICO

En el ranking de los bancos más grandes del mundo por valor de mercado se cuelan cuatro entidades chinas. La situación que presentan estas firmas poco dista del panorama que se vive en la banca americana.

Y es que las firmas del gigante asiático registraron unos beneficios moderados en 2015. El beneficio neto del Banco de la Construcción de China (CCB) aumentó tan solo un 0,1% interanual, mientras que el del Banco Industrial y Comercial de China, el segundo banco más grande del mundo por capitalización bursátil, incrementó su beneficio neto en un 0,47% en 2015 respecto a 2014. En cuanto al Banco de China (BOC), presentó un informe anual de resultados con unas ganancias netas muy inferiores a las obtenidas en los ejercicios anteriores.

© Proporcionado por Bolsamanía

Estas leves ganancias se justifican por la ralentización económica que está viviendo la economía china y la pérdida de rentabilidad en sus negocios debido a las turbulencias de los mercados bursátiles.

EL GRAN BANCO BRITÁNICO Y EL AUSTRALIANO

El listado de los diez bancos más grandes del mundo por valor de mercado se completa con una entidad británica y otra australiana. En cuanto a la entidad con sede en Reino Unido, la situación que atraviesa HSBC es muy parecida a la de sus competidores americanos y chinos. El banco británico vio reducido su beneficio en 2015 en un 1,2% respecto al año anterior por los préstamos concedidos a las empresas de gas y petróleo estadounidenses y a la desaceleración económica de China.

Mención especial merece el mayor banco de Australia y décimo del mundo por valor de mercado, el Commonwealth Bank. En un entorno caracterizado por tipos de interés en mínimos históricos en el país, los resultados de la entidad australiana, al contrario de lo que ocurre con el resto de firmas, mostraron un aumento de sus beneficios del 2% en los últimos meses del pasado ejercicio respecto al mismo periodo del año anterior. Este incremento se justifica por un aumento de los préstamos y una mejora del consumo interno.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon