Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Raiola & Mendes: a Premier revuelta, ganancia de representantes

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 10/09/2016 Alberto Sanz

El nuevo contrato televisivo de la Premier League ha provocado que los representantes de futbolistas hayan pescado en una piscifactoría. La entrada en vigor del acuerdo entre la liga inglesa de fútbol con Sky Sports y BT, dotado con 7.000 millones de euros para los tres próximos años, ha provocado que los clubes ingleses hayan tirado de chequera como nunca.

La clave se debe a un buen reparto. Las recompensas que obtendrán los 20 participantes de este campeonato van desde el campeón de la Premier, que recibe 213 millones, hasta los 140,7 millones para el último clasificado de la tabla, que a pesar de ser relegado a la segunda división, recibirá una cantidad de dinero parecido a la que perciben el FC Barcelona (152,5) y el Real Madrid (145) en la actual la LigaSantander.

No obstante, los dos clubes españoles siguen estando a la cabeza de las lista de los equipos que más ingresan por sus otras fuentes de ingresos, pero este contrato televisivo provoca que la llegada de nuevos ricos genere una mayor competencia en el mercado de fichajes.

El verano de 2016 ha confirmado la dictadura económica de la Premier League respecto al resto de ligas. Según los datos que apunta Transfermarkt, en este periodo estival la inversión ha sido de 1.416 millones de euros, una cifra que supera con creces los 472,44 millones de euros que se han gastado los clubes españoles.

En este desembolso destacan las inversiones del Chelsea (141 millones de euros), Arsenal (113 millones de euros), Tottenham (82 millones de euros) pero, sobre todo, el Manchester City (213 millones de euros) y Manchester United (185 millones de euros). Este último club ha dado un golpe encima de la mesa, en este mercado,con la operación más cara de la historia con el fichaje de Paul Pogba por 120 millones de euros.

Un traspaso que ha sacudido el fútbol mundial. Pero, no porque haya afectado a dos de clubes más relevantes, Juventus y Manchester United. Tampoco porque se trataba de uno de los jugadores más deseados del mercado. Sin duda, el factor más curioso de esta operación han sido los 20 millones de euros que ha logrado el representante del futbolista, Mino Raiola.

¿QUIÉN ES MINO RAIOLA?

A sus 48 años, Mino Raiola ha pasado de trabajar en una pizzería a ser uno de los agentes más importantes del fútbol mundial. Estrellas emergentes, y no tan emergentes, como Ibrahimovic, Mkhitaryan, Pogba, Balotelli, Lukaku y Matuidi, han confiado en sus servicios para gestionar su carrera y se han convertido en auténticos objetos de deseo de los grandes clubes europeos.

Italiano de origen, pero criado en Amsterdam se ha convertido en un de las grandes estrellas del fútbol en este 2016 sin tocar un solo balón. Con las llegadas de tres de sus representados a Old Traford (Ibrahimovic, Mkhitaryan y Pogba) ha logrado 31 millones de euros en comisiones, sin hacerse público todavía su beneficio en el traspaso de Balotelli del Liverpool a Niza.

Foto: Mino Raiola. Twitter

Sin duda, Raiola ha sido el triunfador del mercado de verano que es donde se concentra la mayor parte del negocio de los intermediarios de la industria del fútbol y, él es el que mejor ha sabido sacar partido al 'gran chorro' de dinero de la Premier League, alcanzando los 142 millones de euros. Muy por delante de la otra gran estrella de esta profesión, el 'mediático' Jorge Mendes, que 'solo' alcanzó los 90 millones de euros en sus movimientos de traspasos.

No obstante, el portugués y su agencia de representación, Gestifute Intenational, hicieron sus grandes negocios el pasado verano de 2015, cuando alcanzaron, según la revista Forbes, 956,4 millones de euros en contratos firmados y 96 millones en comisiones. Unas cifras donde de nuevo vuelve aparecer la liga inglesa, porque las tres mayores operaciones que cerró Mendes se produjeron en territorio inglés, Martial (50 millones más 30 en objetivos), Di María (63 millones) y Otamendi (42 millones).

En la lucha por este gran pastel aparece también Jonathan Barnett, de 65 años, que es representante destacado en el fútbol inglés. Según los datos de Forbes, en 2015 alcanzó 439 millones de euros en contratos cerrados y 44 millones en comisiones.

Esta lucha de dinastías ha provocado que se disparen los ingresos de los agentes Fifa en los traspasos de 2016. Según los datos de FIFATMS, en 2016 estos actores del fútbol se han embolsado 293 millones de euros en traspasos entre clubes, que representa un 36% más que en 2015. Esta web señala que la comisión que estos agentes recibe ha aumentado hasta el 28%, con respecto al 20% del anterior año.

¿ES ORO TODO LO QUE RELUCE EN EL MUNDO DE LA REPRESENTACIÓN?

Debido a los grandes clubes que afectan, las estrellas mundiales que tienen en cartera y las grandes cifras que manejan, estos tres representantes provocan que esta profesión se perciba como mucha más glamour del que realmente tiene, según señala Javier Pérez Villa, abogado especialista en derecho deportivo. “El mundo de la representación es mucho más amplio que las cuatro o cinco grandes agencias de representación que copan tanto los medios de comunicación como los rankings de facturación en el mundo”, asegura.

Además, el letrado de Los Sitio Abogados considera que en los últimos tiempos, este tipo de agencias, además de la representación, están vinculadas a sectores como “los fondos de inversión, la compraventa de derechos económicos de jugadores, etc.,y esta faceta las lleva a ir más allá de la pura actividad de representación” señala el experto en derecho deportivo. Por otro lado, considera que para mejorar la imagen del sector “hay que regular la actividad del colectivo de agentes deportivos, esa inseguridad jurídica, tiene como resultado la peor lacra que arrastra éste sector, la del intrusismo”, reclama.

El aspecto que más llama la atención de este sector son las comisiones. Desde la FIFA se ha intentado regular este tipo de bonificaciones en los traspasos, ya sean las abonados por los clubes o por los jugadores, y en 2015 ya logró que este porcentaje bajara al 9,7% tras varios años situándose en torno al 12%. Una partida que Pérez Villa valora apunta que son “los honorarios que tienen pactado con su cliente, bien el futbolista, bien el Club por sus servicios. Y están directamente relacionados con los futuros beneficios que tanto el jugador como el Club obtendrán de los contratos que se hayan formalizado. Hablando en general, detrás de grandes comisiones hay enormes contratos para jugadores, y multimillonarias futuras ventas para clubes” señala.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon