Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rajoy anuncia que el Congreso Nacional del PP será los días 10, 11 y 12 de febrero en Madrid

Bolsamanía Bolsamanía 14/11/2016 Bolsamanía

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reunido este lunes a la Junta Directiva Nacional del PP que ha puesto fecha al XVIII Congreso Nacional que el partido quiere celebrar en Madrid. El propio líder 'popular' ha sido el encargado de anunciar el momento elegido para ello: será los días 10, 11 y 12 de febrero y según ha dicho Luisa Fernanda Rudi presidirá el comité organizador del Congreso Nacional, que deberá marcar las ponencias que se debatirán en ese cónclave.

© Proporcionado por Bolsamanía

En su intervención, Rajoy ha explicado también que tras el Comité Nacional del PP se tendrán que celebrar los congresos regionales y provinciales del partido, y ha hablado de "renovar todas las estructuras antes del verano". En concreto, ha propuesto que los regionales sean antes de Semana Santa y los provinciales después. Aunque antes de todo eso, en la cita que se celebrará el próximo mes de febrero, se resolverá una de las principales incógnitas que ha surgido tras la investidura de Rajoy y el nombramiento del nuevo Gobierno: si María Dolores de Cospedal se mantiene como secretaria general del partido, un puesto que ocupa desde junio de 2008, tras convertirse en ministra de Defensa.

Hace una semana, en su toma de posesión, la propia Cospedal trasladó a los periodistas, en una charla informal, que seguirá como 'número dos' del PP. Algunos dirigentes del partido manifestaron entonces que esa decisión corresponde al congreso y calificaron de precipitado abrir ese debate en este momento. El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, intentó cerrar la polémica el pasado lunes al afirmar que "el debate sobre las personas se hará en su momento". "Para hablar de nombres vamos a esperar al congreso", recalcó según recoge Europa Press.

En la Junta Directiva hemos aprobado celebrar nuestro Congreso en febrero. Seguiremos trabajando para ganarnos la confianza de la mayoría pic.twitter.com/6FhY2QNnKN

— Mariano Rajoy Brey (@marianorajoy) 14 de noviembre de 2016

LA POLÍTICA ECONÓMICA APENAS CAMBIARÁ

Rajoy, en su turno de intervención, ha querido dejar claro que la política económica en los próximos cuatro años debe ser "sustancialmente la anterior" porque ha "funcionado" y ha llamado al resto de fuerzas políticas a actuar con "responsabilidad" porque "nadie puede impedir el ejercicio razonable de la acción de gobierno". "Hay mucha tarea por delante, muchos asuntos en los que trabajar. Espero que todos demos la talla", ha dicho en clara referencia al PSOE, al que ha mandado otro mensaje: "Es importante que no liquidemos por puros prejuicios ideológicos las reformas que han funcionado".

Para el presidente, "tan malo es no tener un Gobierno como tenerlo y no dejarle gobernar", por lo que tras decir que ésta a va a ser una legislatura en la que necesariamente tiene que haber "mucho diálogo, mucho pacto y mucho acuerdo", lo cual obliga a "todos, desde luego al Gobierno y al PP, pero también a los demás", ha hablado de los que serán sus tres objetivos en los próximos cuatro años: "Estabilidad presupuestaria, seguir con las reformas y no liquidar lo que funciona".

Según ha defendido, ahora de lo que se trata es que "todos" sean capaces de convertir esta situación política, "que no es fácil", en una situación "inédita" y en una "oportunidad" para los españoles. "Nosotros lo vamos a intentar y creo que sería bueno que todos lo hiciera porque es lo mejor para España y los españoles", ha apuntado. Y como primer paso, ha anunciado que se reunirá con los sindicatos el próximo día 24 "para abrir el diálogo social".

SE CONVOCA CON DOS AÑOS DE RETRASO

El congreso del PP se debería haber celebrado en febrero de 2015, dado que los Estatutos lo fijan cada tres años y el último tuvo lugar en febrero de 2012 en Sevilla. Sin embargo, las sucesivas elecciones han ido retrasando esta cita congresual. La Junta Directiva Nacional del PP, máximo órgano del PP entre congresos, se ha encargado de nombrar al comité organizador del cónclave, que deberá detallar las ponencias y los ponentes, así como el número de compromisarios que acudirán al cónclave.

Según reza en el artículo 27 de los Estatutos del PP, "el plazo mínimo que habrá de mediar entre la fecha de convocatoria y la de celebración será de dos meses si se trata del Congreso Nacional". Y precisa que "en el acuerdo de convocatoria deberá señalarse la fecha y lugar de celebración del congreso, así como el título de las ponencias a debatir y la referencia a la persona o personas, órgano de Gobierno o comisión del partido encargados de su redacción y defensa".

VOTACIÓN POR LOS COMPROMISARIOS

Se da por seguro que habrá una ponencia de Estatutos, una económica y otra social, pero podría haber más como en el XVII Congreso, que llegó a tener cinco. Una de las que generará más debate es la relativa a Estatutos, dado que ya hay cargos en el partido que anticipan que pedirán más democracia interna para que los militantes voten directamente a la cúpula del PP y no se realice a través de compromisarios, como es el caso del PP de Madrid.

La votación por compromisarios es el método con delegados que tradicionalmente ha empleado el Partido Popular y que, en palabras de la dirección del partido, es "tan democrático" como las primarias o cualquier otro. Sin embargo, en estos últimos años han crecido las voces dentro del partido que piden más democracia interna, adecuada a la evolución de los tiempos. Fruto de ese clamor, en la conferencia política que el PP celebró en julio del año pasado este debate ya estuvo encima de la mesa y el partido dejó clara su intención de cambiar sus métodos de participación interna para dar más voz a los afiliados y militantes.

Así, el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, defendió en esa conferencia la ponencia 'Abrir los partidos políticos: nuevas fórmulas de participación', que concluía con la disposición del partido a buscar fórmulas para que sus congresos locales, regionales y nacionales "puedan ser asamblearios". Según añadió, el objetivo es buscar "la fórmula técnica para poder hacer realidad lo que dicen los propios Estatutos" del PP.

El PP de Madrid se ha puesto a la cabeza para que los militantes voten a la cúpula del partido. Así, la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, ya ha adelantado que llevará al cónclave la propuesta 'un militante, un voto', mientras que la expresidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, ha señalado que "deberían arbitrarse procedimientos para que los militantes puedan elegir a la cúpula del partido".

Génova ya ha asegurado que el cónclave de febrero se regirá por los actuales Estatutos, esto es, mediante el voto por parte de compromisarios. Serán los congresos regionales y provinciales que se celebren en los meses siguientes los que aplicarán, en su caso, las nuevas normas que se aprueben al hilo de esas demandas de más participación directa de los militantes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon