Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rajoy estaría dispuesto a hacer concesiones al PSOE salvo en una cosa

Bolsamanía Bolsamanía 30/06/2016 Bolsamanía

El presidente del Gobierno en funciones tendría cierta prisa en deshacer el bloqueo institucional surgido tras los resultados de las elecciones del pasado domingo 26 de junio, en el que ninguno de los partidos alcanzó la mayoría suficiente para gobernar ni tampoco las hipotéticas alianzas entre ambos lo harían. Es por ello que Rajoy buscaría esta vez agilizar la ronda de negociaciones y no vetar ningún tema durante las reuniones salvo uno: la petición de su propia renuncia.

Según el columnista de Voz Pópuli Jose Alejandro Vara, Rajoy telefoneará a Pedro Sánchez tras su vuelta de Bruselas para citarle en Moncloa cuanto antes. El líder del PP aseguró el lunes ante el Comité Ejecutivo de su partido que es "urgente" normalizar la situación, por lo que tras la reunión de Sánchez se verá uno por uno con todos los líderes políticos, incluidos con partidos nacionalistas como PNV y Convergencia, que podrían ser claves en el desbloqueo gubernamental y también a la hora de sacar adelante unos nuevos presupuestos.

Rajoy volvió a reivindicar a su llegada a Bruselas el pasado martes su derecho a formar Gobierno en España después de que el PP haya sido el partido más votado y ha advertido de que sería un "disparate" abocar al país a unas nuevas elecciones por "la cerrazón de alguien". Por eso, ha pedido a "todo el mundo" que se "tranquilice" para hablar.

DISPUESTO A HACER CONCESIONES AL PSOE

© Proporcionado por Bolsamanía

Los populares estarían dispuestos a negociar incluso lo que antes eran líneas rojas para ellos, con tal de poder obtener el apoyo de los socialistas de cara a la investidura. Entre lo más inmediato asegura La Sexta estaría un nuevo sistema de financiación autonómica, la reforma de las pensiones, la reforma laboral o la Ley Electoral, tan criticada a su vez por Ciudadanos, la cual estarían dispuestos a cambiar solo si se suma el PSOE a la misma.

El presidente del Gobierno en funciones ha asegurado este miércoles que "a partir de mañana" comenzará a hablar con las distintas fuerzas políticas para explorar la posibilidad de formar gobierno. Según ha añadido, si hay "buena disposición" nombrará una comisión negociadora, según Europa Press.

El propio rajoy ha escrito en su cuenta de Twitter que mañana empezará a explorar las vías de negociación. "Regreso a #España. Mañana comenzaré a explorar la disposición de los partidos al acuerdo, necesitamos un Gobierno estable cuanto antes", ha afirmado.

Regreso a #España. Mañana comenzaré a explorar la disposición de los partidos al acuerdo, necesitamos un Gobierno estable cuanto antes. MR

— Mariano Rajoy Brey (@marianorajoy) 29 de junio de 2016

EL COMITÉ FEDERAL DEL PSOE, CLAVE EN EL DESBLOQUEO

Según fuentes del PP citadas por el columnista, en el partido creen que el próximo comité federal de los socialistas, que se celebrará el día 9 de julio podría despejar muchos obstáculos y clarificar la situación de Pedro Sánchez y creen que el liderazgo del ahora candidato socialista a la Moncloa se rebajará tras las mismas, por lo que las diferencias internas en el PSOE podrían ser un gran aliado para ellos.

Las Cortes se constituirán el martes 19 de julio y posteriormente el Rey convocará la correspondiente ronda de consultas, que se prevé mucho más rápida que la llevada a cabo tras las anteriores elecciones del 20 de diciembre. Rajoy espera con toda probabilidad gobernar en minoría y negociando cada ley, pero espera alcanzar al menos un acuerdo para su investidura y para los presupuestos de 2017.

LA RENUNCIA DE RAJOY, ÚNICO VETO EN LAS NEGOCIACIONES

Desde el PP estarían dispuestos a dar todo tipo de concesiones "que no cesiones". No habría por tanto vetos en temas como en las reformas de la Justicia, la Ley Electoral, la de Educación o las pensiones.

El único veto que impondrán desde Génova será el de que no darán su brazo a torcer con la renuncia de Rajoy. “Ha ganado de nuevo y con 800.000 votos más, con 52 escaños sobre la segunda fuerza, con diez puntos sobre el PSOE, resulta irónico e inaceptable plantearlo siquiera”, apuntan desde Génova según Vara.

LA HOJA DE RUTA EN EL PP

Desde el PP se espera que se celebre el 26 de julio la primera sesión de Investidura, que será fallida, y la segunda dos días después, para el 28, en la que tienen la esperanza de que el PSOE se abstenga y deje gobernar al candidato popular para no forzar unas terceras elecciones y aparecer como los culpables de las mismas.

Creen que tras el refuerzo en diputados que los comicios del 26 de junio le otorgaron, esta vez los socialistas no tendrían una excusa para abstenerse y creen que aflojarán en la negociación. En Génova incluso esperan que el mismo 1 de agosto Rajoy pueda estar jurando ante el Rey su nuevo Gobierno.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon