Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rajoy intenta zanjar el asunto de Rita Barberá sin exigirle el escaño

Bolsamanía Bolsamanía 17/09/2016 Bolsamanía

Rajoy quiere evitar que el asunto Barberá le complique más aún su situación de cara a la formación de Gobierno. Por eso, al término de la cumbre en Bratislava, respondió sobre al respecto con una frase preparada: "Ha abandonado el PP. Nosotros le pedimos que renunciara a la militancia y ella lo ha hecho. El presidente del Partido Popular ya no tiene ninguna autoridad sobre ella”.

De esta forma, el presidente del Gobierno en funciones quiso zanjar la polémica que saltaba a la palestra esta semana, cuando la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, renunciaba a la militancia en el PP pero no abandonaba su escaño en el Senado.

Rajoy estaba este viernes en Bratislava, en una cumbre informal con los líderes europeos. A su llegada, por la mañana, esquivó a los medios. Y en la rueda de prensa posterior a la reunión, evitó hasta en tres ocasiones opinar sobre el caso, aunque no le quedó más remedio que pronunciarse.

Soraya Sáenz de Santa María tampoco quiso sumarse a las peticiones de varios dirigentes del PP que instaban a Barberá a dejar su escaño en el Senado, con el fin de no perjudicar la campaña gallega y vasca. La número dos del Gobierno recordó que “la titularidad del escaño no corresponde a los partidos políticos” y añadió: “Desde el Gobierno no tenemos posición sobre personas que están siendo investigadas. La separación de poderes es importante”. La vicepresidenta, del mismo modo que hizo Rajoy, insistió en que la exalcaldesa de Valencia “ya no es afiliada del PP”.

UNA VÍA EN LA ACUSACIÓN DE CHAVES Y GRIÑÁN

La acusación del fiscal contra los expresidentes socialistas de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, por el escándalo de los ERE, le sirvió a Rajoy para distanciar al PP de los escándalos de corrupción. “No es algo de un partido, va unida a la condición humana. Le puede ocurrir a cualquiera, como hemos visto”, dijo.

El presidente en funciones aseguró que no iba a calificar la conducta de los dos exmandatarios andaluces, “como hace alguna gente”. Rajoy expresó su respeto por “todas las resoluciones judiciales”, que demuestran que “no hay impunidad”. A su juicio, lo único que les corresponde a los líderes políticos ante la corrupción es “presentar leyes, actuar con contundencia y ponerse de acuerdo para que no vuelva a ocurrir”.

UN PARTIDO QUE 'AGUANTA LAS DIFICULTADES'

El presidente del Gobierno en funciones ha afirmado también este sábado en Bilbao que "el PP es un gran partido" que "aguanta bien, siempre se sobrepone" a todas las dificultades y, pese a los "momentos difíciles", seguirá "haciéndolo en el futuro".

"Tenemos un gran partido que en momentos difíciles, complejos, como los que hemos vivido y estamos viviendo en este año 2016 aguanta bien, está a la altura de las circunstancias y, mal que les pese a algunos, aquí continuamos, entre otras cosas, defendiendo a ocho millones de españoles que han confiando en nosotros", ha dicho.

En referencia a las elecciones vascas de la próxima semana, ha dicho que el PP evitará la "división y la ruptura" en Euskadi y en otros lugares de España, en referencia a Cataluña. En este sentido, ha apostado por una Euskadi integrada en España y en Europa, ya que "no se puede andar por la vida en solitario porque el mundo es muy grande".

© Proporcionado por Bolsamanía

Tenemos que sumar, no dividir; aislarse no trae nada bueno. Ocupémonos de los problemas reales y fortalezcamos la recuperación #AlonsoNosUne

— Mariano Rajoy Brey (@marianorajoy) 17 de septiembre de 2016

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon