Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rajoy ofrecerá a Sánchez la mitad de los ministerios en un Gobierno conjunto

Bolsamanía Bolsamanía 01/07/2016 Bolsamanía

Mariano Rajoy, que inició el pasado jueves con Coalición Canaria las negociaciones para intentar formar un Gobierno, estaría dispuesto a ofrecer al líder socialista, Pedro Sánchez, una especie de "Gobierno de salvación nacional", tal y como apuntan desde El Mundo, e incluso negociarían la formación de un Gobierno "paritario", es decir, con la misma cantidad de ministros de uno y otro lado, para poder llegar a un acuerdo y formar un ejecutivo en el menor tiempo posible.

El presidente en funciones llevó a cabo el pasado jueves su primera reunión con Ana Oramas, líder de Coalición Canaria, que mostró una clara disposición a dialogar con el PP. Esta fue una toma de contacto inicial, ya que el líder del PP tiene previsto completar la ronda con los restantes líderes durante los próximos días. Las llamadas serán personales y exploratorias, para poder llegar a la fecha en la que se constituirán las cámaras (19 de julio) con el pacto y las negociaciones terminadas.

© Proporcionado por Bolsamanía

PSOE, EL 'PLAN A'

Rajoy cree que el pacto con el PSOE es la vía más factible para intentar conformar Gobierno, y es por ello que estaría dipuesto a ofrecer un Gobierno a Pedro Sánchez con la misma cantidad de ministros de los populares y los socialistas. Desde Moncloa admiten a El Mundo que este sería un "proyecto difícil", pero estarían dispuestos a formular un Gobierno conjunto de "salvación nacional", con la mirada puesta en los próximos presupuestos para 2017.

Esta oferta ministerial superaría incluso el modelo alemán de Gobierno de gran coalición, referenciado desde el PP en varias ocasiones, en el que la CDU-CSU, el partido de Angela Merkel, posee ocho ministerios y el SPD (socialistas alemanes) cuenta con seis. "No se puede dejar pasar esta oportunidad", afirman desde Moncloa.

Mariano Rajoy podría incluso asumir que el acuerdo con el PSOE tuviera tan solo una duración de dos años. Tras este periodo, se disolverían las Cortes. El pacto de respaldo parlamentario incluiría durante esos dos años un programa de reformas a juicio del PP urgentes, así como la constitución de una ponencia en el Congreso para abordar una remodelación constitucional, petición ésta de los socialistas.con vistas a definir el ámbito de una remodelación constitucional.

CIUDADANOS, PNV, CC, EL PLAN B

Por otro lado, el candidato a la Presidencia del Gobierno del Partido Popular, no barajaría en principio un 'plan B' formado por Ciudadanos, PNB y Coalición Canaria mas la abstención de algún diputado socialista que esté de acuerdo en dejar gobernar a Rajoy, aunque saben que si las conversaciones con Pedro Sánchez no llegan a buen puerto tendrán que plantear esta vía.

Esta es la opción que vaticinó la líder de Coalición Canaria el miércoles, tras la llamada de Rajoy para negociar: "Habrá Gobierno del PP en coalición con Ciudadanos y con apoyos puntuales del PNV y de nosotros", aseguró. Sea cual fuere la fórmula, la prioridad recuerdan sería sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2017.

NO NEGOCIARÁN LA RENUNCIA DE RAJOY

Los populares estarían dispuestos a negociar incluso lo que antes eran líneas rojas para ellos, con tal de poder obtener el apoyo de los socialistas de cara a la investidura. Entre lo más inmediato estaría un nuevo sistema de financiación autonómica, la reforma de las pensiones, la reforma laboral o la Ley Electoral, tan criticada a su vez por Ciudadanos, la cual estarían dispuestos a cambiar solo si se suma el PSOE a la misma.

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, resaltó el pasado jueves que el PP aceptaría un "diálogo abierto" y sin líneas rojas en el que se incluiría "todo", desde un pacto por la justicia hasta la reforma de la Constitución o un pacto por la educación.

No obstante, el único veto que impondrán desde Génova será el de que no darán su brazo a torcer con la renuncia de Rajoy. “Ha ganado de nuevo y con 800.000 votos más, con 52 escaños sobre la segunda fuerza, con diez puntos sobre el PSOE, resulta irónico e inaceptable plantearlo siquiera”, apuntaron desde Génova hace unos días según Voz Pópuli.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon