Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rajoy y su experiencia ante el recuerdo del 11-M: el Gobierno actúa con prudencia

Bolsamanía Bolsamanía 21/11/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Aunque ya han pasado unos cuantos años, en la memoria colectiva sigue revoloteando el maldito atentado del 11-M que sufrió la ciudad de Madrid en el 2004. Tampoco desde Moncloa lo olvidan a menos de un mes para las elecciones generales. No se trata de miedo sino de tener la experiencia suficiente como para no cometer los errores, dicen desde el Ministerio de Presidencia.Según ha informado ABC, Mariano Rajoy no olvida el terrible atentado que sacudió Madrid y, ante el riesgo de nuevos ataques yihadistas, la manera de actuar del mandatario es totalmente distinta a como se hizo antes de ese fatídico mes de marzo.Ante el riesgo de nuevos ataques yihadistas, la manera de actuar del mandatario es totalmente distinta El nivel de alerta que mantiene España es alto, 4 sobre 5, y a nadie se le puede engañar: el riesgo de atentado existe. Si desde un punto de vista más frío, un atentado en campaña puede desestabilizar las elecciones generales del 20D por completo, algo que ya ocurrió en el año 2004 cuando las urnas dieron el triunfo al PSOE."Se está haciendo todo lo contrario de lo que se hizo en 2004 y antes", ha dicho un colaborador de La Moncloa y que apunta a la estrategia medida y prudente que se está realizando desde el Ejecutivo tras los atentados de París, según ha informado ABC.En primer lugar España no está en el objetivo principal del terrorismo ni tampoco en una iniciativa al margen de los organismos internacionales, del acuerdo de los aliados y de las medidas de la ONU o de la OTAN. Ya no habrá por tanto foto de las Azores sino que el país se va a mover siempre en el contexto de la legalidad internacional.La palabra que define este tipo de actitud del Ejecutivo es la de 'prudencia', algo que ya dijo la vicepresidenta, Sáenz de Santamaría el pasado viernes: "Se va a actuar con prudencia y equilibrio" ante esta amenaza terrorista y no dio un solo mensaje en la necesidad de intervenir de manera militar en Siria.Otra de las grandes diferencias con respecto a lo que sufrió nuestro país en el año 2004 es que el Gobierno de Rajoy no quiere actuar en solitario. Así, y a diferencia de lo que pasó justo antes del 11-M, el presidente se ha puesto en contacto desde el principio con los principales líderes políticos. "El Gobierno esta vez no va solo, no quiere ir solo", han indicado desde Moncloa. De hecho, este viernes se conocía que Rajoy se había puesto en contacto con Rivera y con Iglesias para hablar sobre el tema de Francia y sobre la no entrada en Siria.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon