Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Reino Unido bajará el impuesto de sociedades para paliar el impacto del Brexit

Bolsamanía Bolsamanía 04/07/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

El ministro británico de Finanzas, George Osborne, ha anunciado la disposición de su Gobierno a reducir por debajo del 15%, frente al 20% actual, el impuesto de sociedades con el objetivo de frenar la potencial marcha de empresas de Reino Unido tras el resultado favorable al 'Brexit' en el referéndum sobre la permanencia del país en la Unión Europea (UE), según indicó el ministro en una entrevista con Financial Times.

De este modo, Reino Unido pasaría a contar con el menor gravamen empresarial entre las principales economías mundiales y se acercaría al tipo del 12,5% aplicado en la vecina Irlanda, recoge Europa Press. Tal y como ha dicho en declaraciones a FT el ministro de Finanzas de Reino Unido, es necesario centrarse en el "horizonte y el trayecto", así como su voluntad de cobrar un papel destacado en el diseño de "una economía supercompetitiva" con bajos impuestos a las empresas bajos y un enfoque global.

Asimismo, el responsable de la Hacienda británica ha apuntado que, además de esta bajada de impuestos, pretende impulsar un plan en el que se contempla un nuevo impulso a las inversiones procedentes de China, así como garantizar la capacidad de préstamo de los bancos y el mantenimiento de la credibilidad fiscal de Reino Unido. Según un portavoz del Tesoro de Reino Unido, no se conoce por el momento cuándo podría tener lugar este recorte del impuesto de sociedades, aunque hay que recordar que el pasado mes de marzo Osborne anunció una bajada de dicha tasa al 17% para 2020.

PARÍS Y FRANKFURT, BENEFICIADAS

Por otro lado, la City de Londres es el principal centro financiero de la Unión Europea, pero podría dejar de serlo en los próximos años ante la posibilidad de que muchas entidades desplacen sus operaciones a otras ciudades del viejo continente como París o Frankfurt. La mayoría de economistas ya habían advertido antes del referéndum del riesgo del Brexit para el sector financiero.

Se trata de un sector de importancia capital para la economía británica. No en vano, alrededor del 11% de todos los impuestos cobrados en Reino Unido proviene de la industria financiera, y de esta cantidad el 60% lo pagan los propios empleados, según estudios realizados por la City of London Corporation recopilados por MarketWatch. De hecho, los registros de las autoridades fiscales de Reino Unido muestran que los empleados de banca pagaron alrededor de 18.000 millones de libras en impuestos entre 2014 y 2015.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon