Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Repsol se dispara un 6% en bolsa: el beneficio se reduce un 43% pero duplica las previsiones

Bolsamanía Bolsamanía 05/05/2016 Óscar Giménez

Repsol ha presentado un beneficio neto de 434 millones de euros entre enero y marzo, lo que supone un descenso del 43% respecto al mismo periodo del año, aunque se sitúa muy por encima de las previsiones de los analistas, que apuntaban a un resultado de 231 millones. Las acciones han estado suspendidas de cotización hasta las 9:10 horas, por subasta de volatilidad, y cotizan en estos momentos con alzas del 6%.

Las áreas de negocio de Upstream (exploración y producción) y Downstream (refino, química, marketing, trading, gas...) incrementaron sus resultados. Así, el primero, conocido también como de 'aguas arriba' registró un beneficio de 17 millones de euros, frente a las pérdidas de 190 millones del primer trimestre del año anterior, con una producción de 714.200 barriles equivalentes de petróleo al día, el doble que un año antes.

Esta mejoría se debe "principalmente al impacto de los menores gastos de exploración, la mayor producción por la contribución de los activos adquiridos (compró la petrolera canadiense Talisman el pasado año), así como el impacto positivo de 161 millones de los impuestos, como consecuencia de la apreciación de las monedas locales, todo ello parcialmente compensado por los menores precios de realización de crudo y gas", dice la compañía.

Por su parte, el resultado del negocio de refinamiento y distribución o 'aguas abajo' se eleva un 4,1% hasta 556 millones. En este caso, el impulso se debe "a la fortaleza del negocio petroquímico y a la menor tasa impositiva en España", un resultado mermado por "la menor contribución a resultados del gas, debido al suave invierno en Norteamérica, y del refino, donde, no obstante, los indicadores del negocio siguen estando en niveles sólidos".

Además, Repsol explica que la caída del beneficio se ve afectada por extraordinarios contabilizados en el trimestre con el que se compara el resultado actual, debido a los 500 millones de euros que tenía la compañía en una posición en dólares tras cobrar la expropiación de Talisman. Este montante se destinó a parte de la compra de Talisman.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) hasta marzo, ha aumentado un 6% hasta alcanzar la cifra de 1.242 millones de euros, impulsado por "las medidas de eficiencia y ahorro que ha implementado Repsol en los últimos meses", afirma la empresa presidida por Antonio Brufau.

DESPLOME DEL PETRÓLEO

"Esta evolución positiva es especialmente significativa, ya que se produjo en un contexto de profunda caída de los precios del crudo y del gas (un 37% en el caso del Brent y un 30% en el del Henry Hub)", señala la petrolera española en un comunicado. En concreto, entre enero y marzo el barril Brent, referencia en Europa, registró una media trimestral de 33,9 dólares, un 37,1% menos que los 53,9 dólares con los que se movió de media en los tres primeros meses del año anterior.

El hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) muestra además que la aportación de Gas Natural Fenosa es de 99 millones, frente a los 122 millones en el primer trimestre de 2015, con lo que el resultado cae un 18,9%.

De hecho, en otro comunicado, Repsol informa que ha obtenido un beneficio neto ajustado de 572 millones de euros, un 38,4% menos que los tres primeros meses del ejercicio previo. Esta cifra mide exclusivamente la evolución de los negocios de la petrolera.

¿HACIA DÓNDE VAN LAS ACCIONES?

"Nada más abrir la sesión (10 minutos tarde por subasta de volatilidad) lo ha hecho con un hueco alcista del 5%. El aspecto técnico de Repsol es muy interesante por cuanto las caídas de los últimos días (fase de reacción) se han frenado, al tick, en la potencial zona de soporte que le confiere la media móvil simple de 200 sesiones (MM200) y desde ahí está reestructurándose de nuevo al alza con fuerza", señala José María Rodríguez, analista ténico de Bolsamanía.

El experto explica que "todo apunta, tras la recuperación de los precios del petróleo, a que Repsol podría haber visto ya el final de la fase bajista, de hecho desde mínimos anuales le tenemos ya construyendo impecables mínimos y máximos crecientes (lo que no veíamos desde finales de 2013)". Dicho esto, prosigue, "la primera zona de soporte la encontramos en el hueco alcista de este jueves (10,80 euros) y como niveles de resistencia tenemos los 12,30 euros y por encima los 12,86 euros (hueco bajista de la sesión del 24 de agosto)".

© Proporcionado por Bolsamanía © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon