Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rita Barberá: 'Que no voy a dimitir, es que ni me lo planteo'

Bolsamanía Bolsamanía 25/02/2016 Bolsamanía

La exalcaldesa de Valencia y actual senadora Rita Barberá ha recalcado que "nunca se ha amañado un contrato en el Ayuntamiento de Valencia durante los 24 años" en las que ella fue primera edil, al tiempo que ha aseverado que ni ha "ordenado, ni pedido, ni insinuado la menor mordida". Por esa razón ha señalado "que no piensa dimitir, es que ni se lo plantea". Barberá ha realizado estas manifestaciones en la rueda de prensa que está ofreciendo en la sede del PPCV en su primera comparecencia pública tras el estallido de la Operación Taula. En este sentido, ha recordado que la adjudicaciones las proponía la Meas de Contratación, donde los más altos técnicos de la corporación local eran mayoría. Es más, ha agregado que "cada vez que entraba un concejal nuevo" en el equipo de gobierno, ella les decía: "No firméis nada si antes no lleva la firma del técnico correspondiente. Esa frase es mía reiterada por activa y por pasiva", ha dicho.

© Proporcionado por Bolsamanía

NO SOY CORRUPTA

Rita Barberá, ha asegurado este jueves que no es una persona "corrupta" y ha defendido que su aforamiento como parlamentaria en la cámara alta no significa "ni impunidad ni blindaje"."Soy una persona honrada con una alta consideración del valor del humanismo, que heredé de mi padre", ha manifestado, para recalcar: "no soy una persona corrupta ni desde el punto de vista económico ni moral". Así lo ha indicado en su primera comparecencia pública para dar explicaciones públicas tras la investigación de la 'Operación Taula', en la que ha negado haber contribuido ni ordenado ningún blanqueo en el grupo municipal en el Ayuntamiento. La ex primera edil ha subrayado que vive de su "sueldo" y que se apoya en su familia. A su juicio, el aforamiento ante el Tribunal Supremo "no significa ni impunidad ni blindaje" sino únicamente que, en el caso de que se le tuviera que juzgar, que su causa correspondería al Tribunal Supremo, que es un órgano formado por los juristas "más acreditados y de mayor prestigio" y donde acaban "todos los casos" vía recurso.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon