Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rusia puede ser una de las sorpresas económicas en 2017... con la ayuda de Trump

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 19/01/2017 César Vidal

Rusia puede ser una de las sorpresas económicas positivas en 2017. Tras años de recesión, la historia de crecimiento del país puede experimentar un impulso destacado en los próximos meses, según prevén diferentes analistas y organismos internacionales. Y las relaciones entre Vladimir Putin y Donald Trump tienen mucho que ver en ello.

Después de que su economía se contrajera un 3,7% en 2015 y un 0,6% en 2016, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que el PIB crecerá un 1,1% este año y un 1,2% en 2018. El organismo señala en su último informe que la economía rusa ha absorbido los shocks de las sanciones internacionales y del desplome del petróleo. Rusia es el noveno país más poblado del mundo, con 146 millones de habitantes.

El organismo observa "señales de una recuperación incipiente", que continuará durante el actual ejercicio y el próximo. El FMI destaca también el esfuerzo del Gobierno por impulsar un ambicioso programa de consolidación fiscal que se adapte a precios del petróleo permanentemente bajos.

Ernesto Ramírez Rigo, que lideró la misión del FMI enviada a Rusia, añade que "el superávit de la cuenta corriente se estrechará a medida que la recuperación de las importaciones supere al aumento de los ingresos por las exportaciones, en parte porque las exportaciones no tradicionales todavía tienen que beneficiarse de la depreciación del rublo".

Este experto añade, sobre la consolidación fiscal, que debería estar acompañada de una reforma estructural del sistema de pensiones, exenciones de impuestos y subvenciones, al mismo tiempo que se protegen las inversiones en capital público y humano. Rusia es uno de los países con mayores reservas energéticas del mundo sin explotar, entre otras cosas porque que es el país más extenso de la tierra, con más de 17 millones de kilómetros cuadrados de superficie.

ELIMINACIÓN DE LAS SANCIONES INTERNACIONALES

Deutsche Bank anticipa un crecimiento del PIB del 1,6% en 2017 y del 2% en 2018. La economía rusa es la octava más importante del mundo, aunque su PIB por persona fue de tan sólo 9.050 dólares en 2015. Estos expertos esperan una “normalización” de las relaciones con Estados Unidos, que incluyan la eliminación total o parcial de las sanciones internacionales impuestas por la anexión de Crimea y el conflicto con Ucrania.

“Durante los dos años desde que se implementaron las sanciones, la deuda externa de Rusia ha bajado en 200.000 millones de dólares. Esperamos que la inflación caiga hasta el 4% en 2017 y que los tipos de interés caigan en 250 puntos básicos, hasta el 7,5%”, señalan desde el banco alemán.

Deutsche remarca el reducido endeudamiento de Rusia, que actualmente supone tan sólo el 13,5% de su PIB. Aunque mantener una elevada reserva de divisas sigue siendo crítico para la economía. Estos expertos se declaran “algo más optimistas” sobre la recuperación del crecimiento, lo que permitirá al país salir de la recesión en el cuarto trimestre de 2016, gracias a la mejora de la demanda doméstica.

Entre las fortalezas de la economía, el consumo de las familias muestra síntomas de mejoría, la tasa de paro del 5,4% permanece baja y el crecimiento de los salarios se acelera. Las buenas condiciones del mercado laboral y la confianza del consumidor, más elevada, beneficiará a la demanda doméstica. El crédito a las familias se ha estabilizado y la actividad económica sigue mejorando, ya que el PMI manufacturero de diciembre ha subido hasta 53,7, el máximo desde marzo de 2011.

Sobre su previsión del 4% para la inflación en 2017, señalan que hay riesgos tanto a la baja como a al alza, sobre todo si se eliminan las sanciones de EEUU, que pueden fortalecer al rublo y aumentar las inversiones. Por otro lado, las expectativas de inflación permanecen elevadas y los salarios reales se están recuperando.

© Proporcionado por Bolsamanía

LAS RELACIONES CON ESTADOS UNIDOS SERÁN CLAVE

“Podemos ver un mayor crecimiento en caso de una normalización de las relaciones con Estados Unidos. El crecimiento puede llegar al 2% en 2018, asumiendo que las sanciones serán parcialmente eliminadas. Las sanciones de la Unión Europea que expiran en enero de 2017 será extendidas otros seis meses, mientras las sanciones de EEUU dependerán de la Administración Trump”, añaden.

Este será uno de los aspectos clave para Rusia en los próximos meses. El hecho de que Trump haya nombrado secretario de Estado a Rex Tillerson, hasta ahora consejero delegado de Exxon Mobil y que mantiene unas excelentes relaciones con Vladimir Putin, hace prever a los expertos que las relaciones entre ambas naciones mejorarán de manera notable.

Durante su comparecencia ante el Senado en el marco de su nombramiento, Tillerson afirmó que Rusia es una amenaza para Estados Unidos en algunos escenarios estratégicos. Eso sí, al mismo tiempo señaló que el diálogo con las autoridades rusas será necesario en otros escenarios en los que ambos países comparten los mismos objetivos, como la lucha contra el terrorismo islámico, una de las prioridades de la nueva Administración Trump.

En este sentido, Andrey Kostin, presidente del banco ruso VTB Bank, ha comentado en Davos que se abre una etapa de "esperanza" con Donald Trump, que puede estar llena de "oportunidades". Así que la relación entre Rusia y EEUU y entre Donald Trump y Vladimir Putin será una de las historias geopolíticas más interesantes de 2017.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon