Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ryan Lochte se queda sin patrocinadores tras el escándalo que protagonizó en Rio 2016

Bolsamanía Bolsamanía 23/08/2016 Bolsamanía

A Ryan Lochte el escándalo que ha protagonizado en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 le va a salir caro. No sólo por todo el revuelo que se ha formado a su alrededor, que le ha obligado a pedir disculpas, sino además en términos económicos. Y es que las firmas que le patrocinaban han decidido abandonarle después de que fingiese un robo junto a otros compañeros de equipo para ocultar una pelea en una gasolinera, por lo que puede dejar de ingresar hasta 9 millones de dólares.

En las últimas horas el nadador estadounidense ha perdido el apoyo de marcas como Speedo, Airweave o Gentle Hair Removal, mientras que Ralph Lauren ha dicho no renovará su contrato. El primero fue el fabricante de trajes de baño Speedo, que este lunes anunciaba la cancelación de su acuerdo de patrocinio con Lochte, diciendo que destinaría los 50.000 dólares correspondientes a la remuneración del nadador a la ONG Save the Children para contribuir a la realización de labores humanitarias en Brasil.

Así lo anunció la compañía en un comunicado, en el que explicaba que "así como hemos disfrutado de una relación victoriosa con Ryan durante más de una década [...] no podemos tolerar un comportamiento contrario a los valores que esta marca ha defendido durante mucho tiempo". Pese a ello, Speedo dice esperar que el deportista "salga adelante" y "aprenda" de esta experiencia.

ESTAMPIDA DE PATROCINADORES

Y tras el anuncio de Speedo, era el fabricante japonés de colchones Airweave el que emitía un comunicado en el que señalaba que "tras un cuidadoso análisis" daba por finalizada su asociación con Ryan Lochte, aunque expresaba su voluntad de seguir apoyando a los equipos olímpicos y paralímpicos de EEUU. A su vez, recoge Europa Press, Syneron Candela, matriz de la empresa de depilación Gentle Hair Removal, retiraba su apoyo al nadador subrayando que la compañía "exige a sus empleados los estándares más altos y espera lo mismo de sus socios comerciales".

Por su parte, la firma textil estadounidense Ralph Lauren, encargada de vestir al equipo estadounidense en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, ha decidido en su caso no renovar el patrocinio de Lochte y volcarse en la nueva temporada de otoño.

© Proporcionado por Bolsamanía

EL BULO QUE CONTÓ

Ryan Lochte, junto a sus compañeros de equipo Gunnar Bentz, Jack Conger y Jimmy Feigen, fingió un asalto a mano armada en Rio de Janeiro durante la celebración de los Juegos Olímpicos para ocultar un altercado en una gasolinera en el que destrozaron un baño de la estación de servicio y se enfrentaron a varios agentes de seguridad. Un bulo que, además, le ha costado un expediente disciplinario del Comité Olímpico Internacional (COI), pese a que se ha disculpado: "Quiero disculparme con el propietario de la gasolinera, la policía brasileña, el pueblo de Rio y todos los que se han unido para organizar estos maravillosos Juegos. Quiero decir lo siento al 110% y que estoy realmente arrepentido. Nunca volverá a suceder, he aprendido de esto. Lo siento mucho, mi inmadurez causó todo este lío", dijo en una entrevista con el diario O'Globo.

Según la revista Forbes, Lochte ingresó alrededor de 2 millones de dólares (1,8 millones de euros) por patrocinios vinculados a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, que incluyeron contratos con Gillette (P&G), Mutual of Omaha, Nissan, AT&T y Gatorade, aunque únicamente P&G renovó su apoyo al nadador tras la cita londinense.

Tras los resultados de Lochte en Río 2016, la revista calcula que el nadador habría podido ingresar entre 1,5 y 2 millones de dólares al año durante los dos próximos años, pero subraya que tras el incidente protagonizado en Brasil su marca personal "queda por los suelos" y aventura que "probablemente es el final de su carrera como imagen de cualquier producto", lo que podría suponerle la pérdida de entre 5 y 10 millones de dólares en ingresos futuros.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon