Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ryanair gana un 16% menos en sus nueve primeros meses fiscales por menores atípicos

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 06/02/2017 Bolsamanía

Ryanair ha experimentado un beneficio neto de 1.262,3 millones de euros en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal 2016/2017, finalizado el 31 de diciembre, lo que supone un 16% menos que los 1.508 millones logrados en el mismo periodo de 2015/2016, cuando logró atípicos por 317,5 millones, según Europa Press.

No obstante, sin tener en cuenta partidas excepcionales, la compañía aérea ha ganado un 6% más, pasando de 1.190 millones de euros en el ejercicio anterior a los 1.262 millones en los nueve primeros meses de este ejercicio fiscal.

El volumen de facturación ha alcanzado los 5.476 millones de euros en sus primeros nueve meses fiscales, con una mejora del 2% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

El beneficio operativo se ha situado en 1.467,3 millones de euros, lo que supone un 1% más con respecto a los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal anterior.

8% MENOS DE BENEFICIO EN EL TERCER TRIMESTRE

Durante el tercer trimestre fiscal (octubre-diciembre), logró un beneficio neto de 94,7 millones de euros, lo que supone un 8% menos en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando ganó 102,7 millones de euros.

© Proporcionado por Bolsamanía

Los ingresos en el tercer trimestre fiscal alcanzaron los 950,5 millones de euros, lo que supone un 4% menos con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

En noviembre, el consejo de administración de la aerolínea aprobó una recompra de acciones por 550 millones de euros. Ya ha completado más del 90% de este programa, con un gasto de aproximadamente 500 millones de euros, y espera finalizarlo a finales de febrero.

El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, señaló el efecto que ha tenido la "fuerte caída" de la libra esterlina tras el 'Brexit', aunque la aerolínea ha respondido "a este entorno más débil" con una mejora en su programa de clientes, reduciendo costes y bajando las tarifas aéreas. Por ello, indica que el factor de ocupación "ha alcanzado niveles récord". En el tercer trimestre consiguió un factor de ocupación del 95%.

EL 'BREXIT', UN RETO PARA LA COMPAÑÍA

En cuanto al 'Brexit', la aerolínea considera que la salida de Reino Unido de la UE podría ser "dura" aunque todavía existe una incertidumbre "significativa" sobre lo que implicará.

De esta forma, prevé que esta situación política continúe siendo un reto para su negocio durante el 2017 y el 2018. "Esperamos que la libra se mantenga volátil durante un tiempo y que exista una desaceleración en el crecimiento económico tanto de Reino Unido como de Europa a medida que se acerque la fecha de salida de la UE".

Por ello, considera que el crecimiento en Reino Unido se producirá a un ritmo más lento, a pesar del aumento de capacidad en algunos aeropuertos ingleses, como es el caso de Stansted, en donde tiene un acuerdo para incrementar su presencia. "En todo caso, esperamos que el Reino Unido se mantenga dentro del sistema de 'Cielo único europeo'.

MENOR GASTO EN COMBUSTIBLE

Ryanair reportó unos gastos de 4.009,2 millones de euros, un 1% más con respecto a los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal anterior. La partida de carburante se redujo un 8%, hasta los 1.515 millones de euros.

"Hemos aprovechado la reciente debilidad de los precios del petróleo para extender nuestras coberturas de combustible hasta la primera mitad de 2018", explicó el directivo.

PREVISIONES

Ryanair muestra prudencia para el resto del año fiscal y, a menos de dos meses para el término del ejercicio y sin Semana Santa en marzo, "se prevé que el rendimiento durante el cuarto trimestre disminuyan un 15%".

En consecuencia, mantiene su previsión de beneficios para todo el año en un rango de 1.300 a 1.350 millones de euros, aunque estas estimaciones dependen en gran medida de la posibilidad de imprevistos que afecten a la seguridad y a las reservas de billetes aéreos.

Para el siguiente ejercicio, la aerolínea cree que los precios seguirán siendo un reto. Ante esta situación, su plan pasa por aumentar los tráficos a la vez que reduce los costes unitarios.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon