Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sánchez pide acabar con el 'mal gobierno' de Mariano Rajoy, un 'mentiroso compulsivo'

Bolsamanía Bolsamanía 24/05/2016 Bolsamanía

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha instado a no dejar en manos de "intermediarios" el cambio que España necesita para "poner fin al este mal gobierno" de Mariano Rajoy, al que ha calificado de "mentiroso compulsivo".

Así lo ha afirmado en el mitin que ha ofrecido este martes en el Recinto Provincial de Ferias y Congresos de Jaén, junto a los secretarios generales del partido en la provincia y la capital, Francisco Reyes y Manuel Fernández, y la presidenta del PSOE y candidata al Congreso por la provincia, Micaela Navarro. Unas 800 personas han asistido al acto, antes del que el líder de los socialistas ha visitado en Villargordo la Casa del Pueblo y la cooperativa oleícola Cristo de la Salud.

En su intervención, ha destacado que el 26 de junio es "una gran oportunidad" para "decir sí al cambio" y ha añadido que "habrá muchas papaletas" que puedan mantener a Rajoy en el Ejecutivo y "una sola que garantizará" esas reformas: "la del PSOE".

Sánchez ha abogado por "una España que mire confianza al futuro y no con rencor a los últimos 40 años de democracia", punto en el que ha resaltado que "afortunadamente estamos en 2016" y no en 1977 "como dijeron un tal Anguita e Iglesias", de modo que España ha mejorado considerablemente y ha sido "gracias al Partido Socialista".

© Proporcionado por Bolsamanía

Para seguir avanzando y tras mostrarse convencido de que "el cambio no es patrimonio exclusivo del PSOE", ha asegurado que si el PSOE no es la primera fuerza no lo habrá, por lo que ha instado a trasladar "todos los que quieren cambiar España que apuesten por la única garantía de cambio".

En su opinión, "hay razones de sobra" y ha comenzado por la existencia de un presidente que "en España dice que va a bajar los impuestos y que no va a tocar la sanidad, la educación... y cuando va a Bruselas le dice al presidente de la Comisión: no te preocupes si yo gano las elecciones, recortes de nuevo en España".

"Es un mentiroso compulsivo", ha apostillado no sin criticar también a quienes "agitan banderas para ocultar el multazo" posible por incumplir el déficit además de haber utilizado "la crisis como gran excusa para crear un modelo de desigualdad". Ha censurado también el "problema serio de corrupción" que tiene el PP, al que hay que llevar a la "oposición" como "condición necesaria" para la regeneración democrática.

En este sentido, ha incidido en la importancia de contar con un respaldo suficiente en las próximas elecciones, ya si depende de Iglesias no será presidente, dado que "entre poner fin al Gobierno de Rajoy y que no gobierne el PSOE, siempre antepondrá" esto último. Sánchez, que ha dicho "sufridor" del líder de Podemos, ha agregado que pasa de "la cal viva" a prometer "amor eterno" o regalarle un libro de baloncesto. Por ello, ha hablado de una "relación político-afectiva bastante complicada" en la que afirma "yo quiero pactar con PSOE, pero si me hace presidente", con lo que "viene a decir ámame tú que yo también me amo a mí mismo".

Así las cosas, el líder de los socialistas ha reiterado que "el cambio no tiene intermediarios" y se necesita un partido como el PSOE para hacer frente a "desafíos", muchos de ellos que trascienden las fronteras", como globalización económica y tecnológica, el cambio climático, las migraciones, el terrorismo internacional o el envejecimiento de la población. Ante esas cuestiones, ha defendido la actitud del PSOE de ver en ellos "grandes oportunidades" para que España "se gane el futuro" y no otras como las de "apelar al miedo" de Rajoy o "la intransigencia y rupturismo" de Pablo Iglesias.

Sánchez ha aseverado que acometerán esas reformas, entre las que ha aludido las dirigidas a "modernizar la economía y relaciones laborales" con la derogación de la reforma laboral del PP y haciendo que España "compita haciendo las cosas mejor, no más baratas". Ha apostado, igualmente, por "todo lo contrario" de lo impulsado en educación por Rajoy, al que ha considerado "paradigma de la mala educación"; recuperar la Ley de la Dependencia y que los cuidadores no profesionales vuelvan a cotizar a la Seguridad Social o la creación de "un recargo de solidaridad para que grandes fortunas y grandes corporaciones aporten más" al fondo de las pensiones.

EL PARTIDO DE "LA HONRADEZ INTRANSIGENTE"

El secretario general ha subrayado, además, que el PSOE es "el partido de la honradez intransigente, de los trabajadores" y se ha comprometido a "un gran acuerdo para la regeneración" con leyes por las que "quien roba vaya a prisión y devuelva lo robado" o "acabar con aforamientos" para que los políticos "sean juzgados como todo hijo de vecino.

Sánchez ha precisado que muchas de esas medidas estaban recogidas en su discurso de investidura de los pasados 2 y 4 de marzo, pero "algunos que se dicen de izquierdas" votaron en contra de ellas, de ahí que sea necesaria la victoria socialista.

Ha criticado, por otra parte, que quienes se presentaron hablando de cambio se limitaron a "hablar de sillas y sillones", pero no de soluciones, a pesar de que él dio "un paso a frente" para tratar de conformar gobierno, ya que su "mayor fracaso subiera sido decirle al jefe del estado lo mismo que Mariano Rajoy.

De ese periodo, además, ha recalcado el cumplimiento de "la palabra dada" para no ser "presidente a cualquier precio", razón por la que ahora ha solicitado "un voto masivo para el PSOE". "Si dependo de Iglesias, va a ser que no", ha recalcado no sin asegurar que se va "a dejar la piel" para lograr el "gobierno limpio, social y dialogante" que "se merece" España.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon