Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

S&P amenaza con recortar el rating y a otras petroleras por el desplome del crudo

Bolsamanía Bolsamanía 01/02/2016
© Proporcionado por Bolsamanía

Standard & Poor's ha situado a Repsol y otras cinco grandes petroleras europeas en 'vigilancia negativa' (creditwatch negative), con lo que amenaza con una posible rebaja en sus calificaciones crediticias debido a su previsión a la baja en el precio del petróleo para los próximos años.En concreto, la agencia ha rebajado la calificación a Royal Dutch Shell a 'A+' desde 'AA-' y ha situado en 'vigilancia negativa' las notas de Repsol, BP, Eni SpA, Statoil y Total.En un comunicado, S&P señala que ve una "probabilidad significativa" de rebajas de un escalón para varias petroleras integradas europeas cuando resuelva esta situación de 'vigilancia', lo que prevé llevar a cabo en unas semanas después de que las compañías anuncien sus resultados anuales.S&P considera que Repsol podría mantener su nota si ve una recuperación en sus parámetros crediticiosLa agencia de calificación revisó el pasado 12 de enero a la baja sus previsiones de precios para el Brent, situándolo en 40 dólares el barril para este año, en 45 dólares para 2017 y en 50 dólares para el siguiente ejercicio.En el caso de Repsol, S&P subraya que esta situación de 'vigilancia' refleja su opinión de que existe un mayor riesgo de rebaja en la calificación debido a las previsiones a la baja en los precios del crudo, aunque considera que la petrolera podría mantener su nota si ve una recuperación en sus parámetros crediticios.La agencia indica que resolverá esta situación después de la presentación de resultados del ejercicio 2015 de Repsol, el próximo 25 de febrero, y tras reunirse con la dirección de la compañía para actualizar datos como su perfil de producción, sinergias con Talisman, o reducción de las inversiones, entre otros.PROVISIONES CONTABLESLa pasada semana, Repsol anunció que realizará unas provisiones contables extraordinarias por unos 2.900 millones de euros en sus resultados del ejercicio 2015 y que adoptará medidas adicionales para adaptarse al actual escenario de caída de los precios del crudo.De esta manera, el resultado neto de la petrolera en el ejercicio arrojará unas pérdidas estimadas de unos 1.200 millones de euros. El grupo señaló que estos saneamientos "podrán revertirse positivamente en las cuentas de resultados de próximos ejercicios, cuando cambie el escenario de precios".Por su parte, el beneficio neto ajustado del grupo se estima que se situé en los 1.850 millones de euros, un 8% más con respecto a 2014 y superando las previsiones realizadas el pasado mes de octubre.Además, Repsol reducirá en un 20% adicional las inversiones totales previstas para el ejercicio 2016, situándolas en torno a los 4.000 millones de euros.Junto a estas medidas, la petrolera también ha acordado acelerar y aumentar las sinergias derivadas de la integración de Talisman, así como el programa de desinversiones no estratégicas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon