Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

S&P avisa: Las CCAA incumplirán el déficit entre 2016 y 2018

Bolsamanía Bolsamanía 05/07/2016 Bolsamanía

Standard & Poor's (S&P) ha lanzado este martes un aviso a las comunidades autónomas españolas sobre el déficit. La agencia de calificación no cree que las regiones vayan a cumplir con los objetivos de déficit fijados para 2016, 2017 y 2018, y según ha dicho aunque las CCAA reducirán gradualmente su desequilibrio fiscal en los próximos años, esta corrección será insuficiente para alcanzar las metas de déficit establecidas por el Gobierno.

© Proporcionado por Bolsamanía

En concreto, el escenario base de la agencia prevé un déficit agregado del 1% del PIB para las regiones españolas en 2016, cifra que se reducirá a un ritmo de tres décimas al año en 2017 y 2018. Y si finalmente se cumplen las previsiones de S&P, eso implicaría que las CCAA incumplirían el objetivo fijado por el Ejecutivo, que contempla un desequilibrio para las comunidades del 0,7% este año, del 0,5% en 2017 y del 0,3% en 2018, después del déficit del 1,7% registrado en 2015.

A pesar del incumplimiento previsto, S&P confía en que habrá una pronunciada reducción del déficit fiscal de las regiones en 2016 gracias a una mejora del 7% de sus ingresos operativos y un crecimiento medio del 4% entre 2017 y 2018, permitiendo que estos ingresos vuelvan a niveles anteriores a la crisis para 2018. "Esperamos una pronunciada caída en el déficit agregado para las regiones en 2016 sobre la base de un crecimiento de los ingresos cada vez más dinámico", apuntan los analistas de S&P según recoge Europa Press.

Por otro lado, la agencia anticipa que las distintas regiones aprovecharán sus mayores ingresos para incrementar "modestamente" sus gastos no financieros tras varios años de ajustes, principalmente en inversiones, para impulsar los servicios de bienestar social y las infraestructuras con el fin de reactivar la economía. En este sentido, S&P prevé que los gastos operativos sin incluir intereses aumentarán un 1,1% en 2016, un 1,8% en 2017 y un 2,5% en 2018, sobrepasando las expectativas de una caída del IPC del 0,2% este año, que pasará a crecer un 1,4% y un 1,2% en los dos años siguientes.

"En nuestra opinión, el gasto en intereses se estabilizará en torno al 3,3% de los ingresos operativos tras alcanzar el 6,7% en 2014, a pesar del incremento previsto en la deuda", destaca la agencia, que relaciona directamente esta contención de los costes de financiación con la decisión del Gobierno central de conceder créditos a intereses excepcionalmente bajos, reflejando así sus propios muy bajos costes de financiación.

MEDIDAS DE ALIVIO PARA LAS REGIONES MÁS ENDEUDADAS

Asimismo, la agencia calificadora apunta que, a pesar de los déficits previstos, habrá cierta estabilización de la deuda en términos relativos, aunque considera que el endeudamiento no caerá a menos que el Gobierno acometa reformas del sistema de financiación regional o aplique medidas extraordinarias de alivio para la deuda de las regiones más apalancadas.

"Lo último sería una opción, ya que estimamos que la mitad de la deuda regional es adeudada al Gobierno central", ha dicho S&P, que no obstante no espera que se lleve a cabo ninguna reforma a corto plazo como consecuencia de la incertidumbre política en España, donde las elecciones del pasado 26 de junio mantienen la fragmentación parlamentaria, dificultando alcanzar consensos sobre reformas. "Creemos que cuanto más tiempo se pospongan las reformas serán menores las posibilidades de una reducción significativa de la deuda regional", ha aseverado la agencia, que augura una generalizada estabilidad para los ratings de las regiones españolas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon