Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

S&P valora el rating de Cataluña como el más bajo 'que hemos asignado nunca a nivel regional'

Bolsamanía Bolsamanía 06/07/2016 Bolsamanía

La agencia de calificación Standard & Poor's (S&P) ha publicado una revisión y análisis de la calificación crediticia de las Comunidades Autónomas de España, y apunta en este mismo documento que el rating de Cataluña es el más bajo "que hemos asignado nunca a nivel regional".

En este sentido, la agencia ha recordado que la calificación de la deuda catalana es de B+, lo que supone estar cuatro escalones por debajo del bono basura y tener la misa nota que Kenia o Ruanda. Un hecho que según apunta S&P, refleja "sus propias debilidades crediticias", y contrasta con el hecho de que la agencia reconozca "el reciente fortalecimiento de la economía española".

Por otro lado, y de acuerdo con su último informe sobre las comunidades autónomas españolas, la entidad prevé que en los dos años siguientes corrijan el déficit en 0,3 puntos anuales, lo que les dejaría un desequilibrio presupuestario del 0,7% del PIB en 2017 y del 0,4% en 2018.

El ajuste del déficit será mayor en 2016 (del 1,7% al 1% del PIB), porque S&P prevé que los ingresos de las autonomías crezcan este año en torno al 7%, mientras que en los dos años siguientes el ritmo de aumento será del 4%, en línea con la desaceleración de la economía española.

MEDIDAS DE ALIVIO PARA LAS REGIONES MÁS ENDEUDADAS

© Proporcionado por Bolsamanía

Asimismo, la agencia calificadora apunta que, a pesar de los déficits previstos, habrá cierta estabilización de la deuda en términos relativos, aunque considera que el endeudamiento no caerá a menos que el Gobierno acometa reformas del sistema de financiación regional o aplique medidas extraordinarias de alivio para la deuda de las regiones más apalancadas.

"Lo último sería una opción, ya que estimamos que la mitad de la deuda regional es adeudada al Gobierno central", ha dicho S&P, que no obstante no espera que se lleve a cabo ninguna reforma a corto plazo como consecuencia de la incertidumbre política en España, donde las elecciones del pasado 26 de junio mantienen la fragmentación parlamentaria, dificultando alcanzar consensos sobre reformas. "Creemos que cuanto más tiempo se pospongan las reformas serán menores las posibilidades de una reducción significativa de la deuda regional", ha aseverado la agencia, que augura una generalizada estabilidad para los ratings de las regiones españolas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon