Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Saracho mantiene los "contactos habituales" con el BCE para informarle sobre la situación del banco

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 06/06/2017 Pedro Calvo

La expectación se dispara en torno a Banco Popular. La posibilidad de que el desenlace sobre el futuro del banco se conozca de manera inminente está disparando todas las opciones. Tanto es así, que ante los posibles acontecimientos, el presidente de la entidad, Emilio Saracho, no ha viajado a Fráncfort para reunirse con el Banco Central Europeo (BCE).

La noticia la ha adelantado El Independiente, que esta tarde ha publicado que el presidente del Popular, Emilio Saracho, había cancelado la reunión con el supervisor bancario europeo. La versión oficial de la entidad se limita a exponer que "no confirman ni desmienten la reunión", y conceden la existencia de "contactos habituales" con el BCE. Otras fuentes confirman que Saracho ha suspendido el viaje a Fráncfort y que ha mantenido contactos telefónicos con el supervisor europeo para informarle de la situación de la entidad y de los últimos movimientos en torno a su posible venta.

Fuentes consultadas por 'Bolsamanía' reconocen el trasiego que se está viviendo en torno a Banco Popular en las últimas horas, que hace pensar en la posibilidad de que se produzca el desenlace sobre el futuro del banco, o al menos alguna novedad considerable, de manera inminente.

En concreto, las especulaciones sitúan a Banco Santander como firme candidato a comprar el banco presidido por Emilio Saracho. Esta opción queda reforzada después de que Bloomberg haya publicado que la entidad presidida por Ana Botín "está considerando una ampliación de capital de más de 5.000 millones de euros como parte de una posible oferta" sobre el Popular.

© Proporcionado por Bolsamanía

La entidad cántabra siempre ha figurado como uno de los favoritos para comprar el Popular. Este mismo martes, Barclays destacaba en un informe que el Santander y Bankia eran "los principales candidatos para adquirir el banco".

LO QUE SEA... PERO YA

La expectación de las últimas horas se produce ante el convencimiento de que Banco Popular no puede seguir más tiempo así. El castigo bursátil no cesa -este martes se ha dejado otro 6%, hasta los 0,317 euros-, y este desplome está afectando a la confianza de los clientes y está estimulando la fuga de depósitos.

Con una capitalización de 1.330 millones, cuando hace una semana superaba los 2.700 millones, la presión que está sufriendo el banco es descomunal. Ya cotiza a menos de 0,2 veces su valor en libros, una proporción que evidencia la profunda desconfianza del mercado hacia la entidad y que deja como única alternativa la venta de Banco Popular.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon