Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

'Sell in May and go away': la estrategia correcta con las empresas pequeñas

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 23/05/2017 Bolsamanía

La sucesión de noticias negativas a lo largo de las últimas jornadas ha hecho que algunos empiecen a dudar sobre la idoneidad de quedarse en mayo en los mercados y mantenerse comprados durante el verano frente a la opción de deshacer posiciones ahora y no volver a comprar hasta noviembre.

© Proporcionado por Bolsamanía

Hasta hace nada el panorama era alentador. Sin embargo, ahora, con la incertidumbre política en Estados Unidos 'in crescendo', la crisis política en Brasil o desgracias como la ocurrida ayer en Manchester -con ese atentado que ha causado la muerte de 22 personas- empiezan a surgir dudas.

Están los que recuerdan, ademas´, que el famoso dicho -'Sell in May and go away'- tiene un fundamento basado en los datos estadísticos más que solvente, por lo que debe respetarse en la medida de lo posible. En un interesante artículo firmado por el periodista financiero Michael Brush en MarketWatch, éste recalca que el consejo de vender en mayo funciona -"No todos los años, por supuesto, pero es un consejo poderoso", precisa-. Brush explica que, desde 1926, el rendimiento total anualizado para el S&P durante la fase débil a la que se refiere la expresión -de mayo a octubre- es aproximadamente la mitad del de noviembre a abril: 6,8% frente a 13,4%.

EL QUID DE LA CUESTIÓN

Al tiempo que subraya ese mejor rendimiento del S&P una vez superados los meses de verano, Michael Brush recalca algo fundamental relacionado con la idea de vender en mayo y que, añade, la mayoría de la gente pasa por alto. "Revisando los índices de pequeña capitalización desde 1926, se observa que el efecto 'vender en mayo' es mucho mayor en las empresas de pequeña capitalización".

"La diferencia es enorme", apunta este periodista, que obtuvo estas conclusiones de la mano de Doug Ramsey, director de inversiones de Leuthold Group. "(La diferencia) es de diez veces. Durante la fase históricamente débil, de mayo a octubre, las empresas de pequeña capitalización avanzaron un 2,1% frente al 21,1% de la fase fuerte, de noviembre a abril", señala.

LA TÁCTICA DE INVERSIÓN OBVIA: SALIRSE DE LAS EMPRESAS PEQUEÑAS EN MAYO

En base a todo el planteamiento anterior, la estrategia de inversión correcta sería salirse de las empresas de pequeña capitalización a partir de mayo. Una forma de evitar ponerse totalmente en liquidez si no se desea es rotar el capital hacia el S&P500 durante la fase estacionalmente débil, de mayo a octubre, y luego volverlo a pasar a un índice de menor capitalización, como el Russell 2000, durante noviembre y abril.

En general, concluye Brush, el efecto 'vender en mayo' golpea sobre todo a las compañías con mayor beta (mayor nivel de riesgo), con lo que hay que esquivar las acciones con alta beta durante este periodo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon